Canebo aconseja a Gringasho

Desde el infierno, le dijo que se dedique a cosas buenas, que si sigue en el camino del mal terminará muerto en una cárcel. Canebo habla en serio, habla, con la mente clara desde la oscuridad, donde ha llegado por ladrón, delincuente y asesino. Canebo aconseja a un sicario, aconseja a Gringasho, al dominante, al agresivo, al hábil, al astuto, al insensible al dolor humano, capaz de matar a su prójimo por encargo. Gringasho es tan peligroso que debería estar encerrado de por vida. Solo un milagro puede rehabilitar a este joven que empaña las pantallas y asusta a la sociedad. No es un joven para estar libre. Es hombre de presidio.

| 14 enero 2013 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores | 1k Lecturas
1030

Canebo está en el infierno de Lurigancho y sobrevive gracias a las limosnas de los otros presos que escogieron la misma ruta que él. Está consumido por la droga. Tiene 35 años de edad y parece un hombre de sesenta a punto de saltar a la muerte. Vive en las tinieblas y desde ahí lanza un consejo para Gringasho, pero éste no lo tomará en serio, porque no escucha. Se escucha a sí mismo. Sin embargo, el consejo vale para aquellos jóvenes que pueden caer en las garras de la delincuencia por curiosidad o empujados por las circunstancias. Gringasho parece ser un caso perdido, parece ser nacido para el mal. Su perfil psicológico es claro: es capaz de todo. Actúa con frialdad a favor del mal.

“Que cambie su vida porque no logrará nada bueno. Yo llevo 18 años acá y no tengo nada, hasta enfermo estoy por haberme metido tanta droga. A ‘Gringasho’ le digo que se dedique a algo bueno, si va a estar refugiado en un penal, va acabar muerto”. A Canebo le faltan tres años para cumplir su condena. Tan dura debe ser su realidad que ha admitido que se droga para no pensar.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario