¿Cándidos del blindaje económico?

Previa a una nueva etapa de crisis se inicia la discusión entre quienes señalan que la economía peruana está blindada y los que piensan lo contrario. La semana pasada ya se inició el debate. En primer lugar, saltó a la palestra un académico quien tituló su artículo: estamos blindados, aludiendo a los casi US$ 65,000 millones de reservas internacionales netas y los más de US$ 16,000 millones que el MEF tiene depositados, que representan el 40% del PBI. Terminó su comentario, menos categórico, señalando que estamos, en teoría, blindados.

| 23 noviembre 2012 12:11 AM | Columnistas y Colaboradores | 708 Lecturas
708

Es difícil precisar cuándo el concepto del blindaje fue capturado también por la economía. Hay quienes señalan que este se originó en el gobierno mexicano de Ernesto Zedillo, después de la crisis de los noventas. Luego, en el Perú, se discutió un poco antes de la detonación de la crisis internacional en el tercer trimestre del 2008. Del lado gubernamental, y sus allegados, se afirmó que se tenía la capacidad de resistir cualquier shock externo. El resultado final fue que de crecer al 9.8% en 2008 pasamos a 0.9% en 2009, aunque en realidad este debió ser ligeramente negativo por efecto de las correcciones que se hicieron con los índices de precios para registrar la evolución de la producción no material. Ahora, frente a los comentarios en la prensa, el propio titular del MEF ha llamado la atención en que no hay que ser excesivamente optimista, aunque aludió más a temas del largo que del corto plazo.

Nadie niega que tengamos más reservas internacionales y depósitos que antes, pero el problema se inicia en que el marco jurídico del BCRP y del MEF no prevé reacción alguna ante un shock externo. Tanto la Constitución como la Ley Orgánica del BCRP señalan como único objetivo la lucha contra la inflación. Con este ordenamiento solo podremos evitar una crisis de origen monetario interno. Al respecto, debe comentarse que la tasa de interés de política monetaria se redujo, en la crisis, con el pretexto de la baja en las expectativas inflacionarias. En la Ley Orgánica del MEF solo se describen las funciones instrumentales pero no sus objetivos. Solo en la visión del Plan Estratégico Sectorial Multianual 2012-2016 se menciona la contribución del sector al crecimiento económico con estabilidad. Por cierto, esta difiere de la publicada en su hoja web.

No es correcto que la capacidad de respuesta ante shocks externos dependa de la voluntad del directorio del BCRP y del titular del MEF. La posibilidad de respuesta ante estos eventos debe institucionalizarse. Es un tema en el que venimos insistiendo. Por otra parte, ¿dónde están los estudios, metodologías y protocolos que detallen líneas de acción ante diferentes escenarios y eventualidades?. Tampoco hay que circunscribir todo a la política macroeconómica. Desafortunadamente, no hay que olvidar que las autoridades económicas actuales no son precisamente creyentes en la capacidad del Estado y en esa dirección puede que no tengan la habilidad para actuar a tiempo y en la magnitud necesaria cuando fuera necesario.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Germán Alarco Tosoni

Opinión

Profesor Universidad del Pacífico