Caen precios, caen proyectos

Quienes hemos venido diciendo que el Proyecto Mina Conga es inviable ambiental, social y políticamente, hemos sido frecuentemente acusados de conspirar contra el desarrollo nacional, pues el crecimiento de la economía y el bienestar de las mayorías dependería de esa y otras inversiones mineras.

| 23 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 906 Lecturas
906

Pues bien, parece que, efectivamente, Conga No Va. Y parece que tampoco van otros proyectos en Cajamarca (¿Michiquillay? ¿Galeno?), ni tampoco Quellaveco en Moquegua. ¿Qué pasó? ¿Rotundo triunfo de los antimineros? Santos y Arana hicieron retroceder a Newmont, Lúmina y Angloamerican? Pues no. Más bien parece que el ajuste hacia debajo de los precios internacionales del cobre y del oro hace dudar a sus accionistas de la rentabilidad de estos proyectos, y deciden pararlos como haría cualquier inversionista con dudas ante la conveniencia de inversiones de esas magnitudes.

Y este no es un tema solamente en el Perú. En diversas partes del mundo grandes empresas mineras han puesto en compás de espera o han suspendido algunos grandes proyectos, pues eran rentables con precios altos, y parece que están dejando de serlo ahora que estos precios bajan un poco.

Es más, varias de estas grandes empresas mineras están despidiendo a sus jefes por haber apostado por grandes inversiones que dependían de demandas y precios sostenidamente altos –lo que es imposible en un mercado que es volátil por naturaleza.

De ello pueden dar fe Tom Albanese, Cynthia Carroll, Roger Agnelli, Marius Kloppers, Diego Hernandez, AaronRegent, Tye Burt, y Richard O’Brien, y las líderes de Río Tinto, Anglo American, Vale, BHP Billiton, Codelco, Barrick Gold, Kinross Gold, y Newmont Mining que en estos meses han perdido sus cargos o están a punto de perderlos por esta razón.

Si estas noticias se confirman para el Perú, varios de los analistas que predecían el fin del mundo si Conga se paraba, ya tendrían que estar alistando maletas y despidiéndose de familiares y amigos. Pero quizás no sea para tanto. Según nos ha ilustrado Marita Chappuis en un reciente panel en La Mula, Conga, Galeno y Michiquillay tienen baja ley de mineral y efectivamente pueden dejar de ser rentables por una baja moderada de los precios. Pero no pasaría lo mismo con proyectos de oro y cobre con mejores leyes de mineral. Por ejemplo, Tintaya, Las Bambas, y Antapaccay en Cusco y Apurímac. También Cerro Verde y Toquepala y Cuajone más al sur.

En suma, se caen algunos proyectos pero otros no, y el debate nacional sobre los condicionamientos sociales y ambientales a la gran minería sigue adelante. Eso sí, al final puede ser que Newmont deba agradecerle formalmente a Santos y Arana por haberles evitado enterrar miles de millones de dólares en una inversión poco rentable en Conga.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...

Carlos Monge Salgado

Globalización con Equidad