BOBO con disfraz de Yuppie

Tengo que dedicar unas letras, con el perdón de los lectores de esta columna, a este tema, que no es habitual, pero he sentido mortificación cuando me tocó leer de pura casualidad, un editorial de Aldo Mariátegui, singular personaje de la prensa peruana, caracterizado por una pseuda visión del mundo moderno (aunque él crea que es la expresión más objetiva, moderna y liberal del Perú) y de la vida (aún no se dio cuenta que el mundo necesita un cambio estructural y que vamos como colectividad inexorablemente hacia un sistema diferente),embadurnado totalmente por las corrientes neo liberales.

Por Diario La Primera | 03 set 2010 |    

En resumidas cuentas, un BOBO disfrazado de Yuppie. Este personaje que es capaz de llamar al ciudadano que emite un voto por alguien que no es de su simpatía, como ELECTARADO, ha hecho del diario en el que escribe su chacra. Vive obsesionado con fantasmas del pasado, habla de forma tan real del comunismo como amenaza, como si realmente existiera en el mundo moderno, es un auténtico incapaz para luchar contra la corrupción política que está absolutamente vigente en el mundo y en el Perú. Corrupción de todo tipo, desde el cuello y corbata de los conocidos de siempre, jugando algunos a ser políticos, hasta la más denigrante mafia oculta que actúa a espaldas de sus víctimas (la ciudadanía desprovista de poder). Ese tipo de argolla emparentada al poder, clase dirigente peruana que nunca pudo hacer de esta patria una república con mayúsculas. A este linaje pertenece este Yuppie que insulta y denigra a diestra y siniestra, sin guardar ningún tipo de respeto por las otras personas que piensan de forma diferente. Qué temor tan grande le tiene a Susana Villarán. Le guste o no a este Yuppie, Susana ha presentado ideas bien claras de lo que se puede hacer como alcaldesa, sin ningún tipo de delirios de grandeza irrealizables, en los próximos años de ser elegida. Hasta el Lunes.

    Federico Battifora