Bienvenidas las coronas de nuestro Turf

COMO hípicos somos los más interesados que la versión 2008 de las llamadas coronas de nuestra hípica sean técnicamente lo más exitosas.

Por Diario La Primera | 30 set 2008 |    

Por aquella irreductible afición que mantiene latente el deseo de ver una hípica renovada con buenos caballos como aquellos que muchos de nosotros tuvimos la suerte de apreciar y de admirar. Fueron momentos inolvidables de tribunas abarrotadas, de tardes emotivas, de excelentes profesionales, de enterados dirigentes dedicados cien por ciento a una actividad de sano esparcimiento a la familia, de emisoras de radio (varias), de páginas enteras de diarios con información hípica, con una baraja de respetados periodistas cuya opinión era sumamente valiosa para los Directorios de turno y que gracias a esa comunicación fluida se lograban importantes decisiones institucionales. Qué lejos estábamos de imaginar que la declinación de la "Fiesta Hípica" como bien la llamaba Federico Roggero, sufriera esa situación la cual hasta el momento no hemos sido capaces de revertir. Los hípicos, los aficionados "doctorados", saben cuándo se dice la verdad y cuándo se maquillan las cosas para vender una imagen distorsionada de la realidad. Pero mientras eso continúe, con mensajes y promesas que no se cumplen, con favoritismos odiosos de círculos de amigos que disfrutan de la ocasión y de personajes que manejan la institución sin que nadie votara por ellos, esto lamentablemente no cambiará. Mientras tanto sigamos buscando optimistamente reverdecer laureles y repetir viejas tardes de gloria, porque para eso profesionales de gran nivel los tenemos, caballos también, ¿qué nos falta...AMIGOS HÍPICOS?


    Jorge Bonilla Gonzales

    Jorge Bonilla Gonzales

    Al ritmo del Turf

    Opinión