Bello gesto

Las historias de los deportistas son para escribir novelas. El máximo ganador de los Juegos Olímpicos, Michael Phelps empezó a meterse debajo del agua para no escuchar los pleitos de sus padres. Y así aprendió a nadar.

Por Diario La Primera | 03 ago 2012 |    

La historia del nadador Anthony Erwin es igual de fantástica. Fue campeón olímpico en los Juegos de Sydney el 2000 en los 50 metros estilo libre con un tiempo de 21.80. Participó en los mundiales del 2001 y 2003 y ganó en los 50 y 100 metros libres. Luego se retiró.

Tenía 22 años y decidió ser un estudiante. En el 2004 cuando se enteró de la tragedia del tsunami en Oceanía, no dudó en vender su medalla y donar el dinero para las víctimas. Un gesto que lo enaltecía como un deportista ejemplar. Su máximo trofeo ahora pasaba a otras manos por una noble causa.

El año pasado con 30 años lo animaron a regresar a la natación. Era difícil intentarlo luego de tantos años de inactividad. Pero pensando en ganar otra vez una medalla compitió en el preolímpico ocupando el segundo puesto detrás de Cullen Jones, lo que lo clasificó a estos juegos.

Ayer compitió en los 50 metros libres y quedó tercero (21:62) en el cuadro general de las dos series semifinales, solo superado por Jones y el brasileño Cielo (récord mundial) con 21:45. Hoy es la final.

Los mejores de julio son: 1. Neymar, 2 Ibrahimovic, 3 Iniesta, 4 Messi, 5 Cecs, 6 Agüero, 7 Hazard, 8 Tévez, 9 Casillas, 10 Kanoté.
Referencia
Bello gesto

    Ivlev Moscoso

    Ivlev Moscoso

    Opinión

    imoscoso@diariolaprimeraperu.com