¿Banco Central de Reserva indolente?

Es cierto que el BCRP interviene de manera continua en el mercado cambiario, pero solo lo hace para evitar fluctuaciones pronunciadas en la paridad cambiaria. No hay objetivo alguno de impedir la apreciación pronunciada del sol que se viene observando desde años atrás y que ahora está alcanzando niveles peligrosos. Del lado opuesto a estas autoridades hay argumentos teóricos y evaluaciones empíricas para la economía peruana de que esta trayectoria, más temprano que tarde, generaría amplios perjuicios a nuestro país.

| 18 enero 2013 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores | 666 Lecturas
666

Dani Rodrik de la Universidad de Harvard ya obtuvo el consenso de que cualquier estrategia que pretenda mayor procesamiento y contenido tecnológico para los bienes que se producen localmente requiere de al menos un tipo de cambio real alto y estable. La experiencia se ilustra con muchos ejemplos, destacando el desempeño exportador de la China. Un tipo de cambio real decreciente no solo tiene impacto negativo especialmente en las exportaciones no tradicionales, sino que afecta a todos los productos procesados localmente que tienen sustitutos importados. No sé si usted se ha dado cuenta de que cada vez más consume bienes de origen externo. Ahora replique este análisis a una escala mayor y evalúe el impacto negativo para la producción nacional.

No solo están argumentos teóricos y el ejemplo prosaico que acabo de formular. Antes se reconocía que la apreciación cambiaria podía beneficiar a algunos, es cierto. Ahora el balance general es negativo. Los perjuicios en las exportaciones y en la producción nacional son mayores que los ahorros de quienes tienen deudas en moneda extranjera e importan. También es una mentira de que con la apreciación cambiaria se introduce más competencia y los precios tenderían a caer. El tipo de cambio no es un precio más o marginal en la economía.

El Banco Central de Chile anunció unos meses atrás un programa de compra de dólares de largo plazo por un monto superior a los US$ 10,000 millones. El Banco Central de Suiza está imprimiendo francos suizos comprando activos no tradicionales para contrarrestar la apreciación de su moneda frente al euro. Paul Krugman (2012) propone una relativa depreciación del dólar para contribuir a salir de esta crisis. La Reserva Federal está emitiendo dólares comprando deuda hipotecaria y del gobierno. En el Perú hay que ser más creativos frenando la entrada de capitales de corto plazo y pensando en otras medidas. Entre el BCRP y el MEF se pueden diseñar sistemas impositivos que regulen la entrada de divisas e intensifiquen su uso a través de la inversión pública. La apreciación cambiaria, estrechamente vinculada a la enfermedad holandesa, genera externalidades negativas a toda la sociedad. Los espacios técnicos para actuar existen. No hay que olvidar que la indolencia es un mal individual con efectos sociales negativos. El BCRP no solo debe enfocarse en su propio ombligo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Germán Alarco Tosoni

Opinión

Profesor Universidad del Pacífico

0.654556035995