“Así es la Vida”

Me late que los adictos a la teleserie “Así es la Vida” devoran el libro Busco novia, creyéndose los nuevos yuppies sanisidrinos y empeñan su auto viejo para comprar el iPhone 3G.

Por Diario La Primera | 02 set 2008 |    

Llamo a esta horda la Generación Así es la Vida. Se reproducen con códigos de barras. Los que huyeron ante tal propuesta del Canal 4 fueron maestros en ajedrez y se salvaron del exterminio neuronal. Y los que se hicieron adeptos, mi más sincero pésame –recomiendo un encefalograma para descartar la hipertrofia–. “Así es la Vida” es una paupérrima semblanza de lo que es la clase media limeña, donde su productor, Efraín Aguilar –quien también ‘dobletea’ como conserje cultural en la Municipalidad de Lima–, es el mandamás. Nunca me quedó claro las intenciones de su criatura: ¿humor? No. ¿Profundidad de personajes? Menos. ¿La trama? Situaciones amodorradas, actores amañados (su creativo: Gigio Aranda) ¿‘Carnes’? Vanessa JerÑ Y es que la serie es la comedia más lamentable que haya engendrado la televisión nacional en los últimos veinte años. Aunque “Teatro desde el Teatro”, de Tosso, se acerca peligrosamente. Los actores del mencionado programa: Ritter, Finseth, Loero y demás, tendrán que hacer a un lado este triste presente, porque habrán ganado mucha fama y dinero, pero es bueno hacer distinciones. Al César lo que es del César. En cuanto a Efraín Aguilar, me gustaría saber qué opina sobre el ‘by pass’ de la Venezuela y el peligro que conlleva a la huaca Aramburú, ubicada en el campus San Marcos. Porque él es un funcionario público culturoso, ¿no? Los sanmarquinos esperan. Porque te podrá premiar el ANDA y ser la vedette de los anunciantes, pero se sabe que “Así es la Vida” es una bazofia. ¿Y de su trabajo en el municipio qué diré? Es mudito como su jefazo, pues.


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe