Así te quiero, Perú

La derecha de siempre, la fujimorista e inclusive la aprista, la ha pasado linda estos días con el caso Alexis, que pudo quedar en el camino si cogían el problema por las astas y se paraba la cosa como en esos tiempos de la campaña. Aquí estamos, no tenemos nada que ocultar, el que habla cree que todos son de su condición, investiguen todo lo que tienen que investigar, no nos miren como si fuéramos ustedes. En fin.

| 17 julio 2011 12:07 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1271

El error de Alexis es una prueba para la gente nueva que está entrando al poder con el fin de hacer un gobierno distinto a los anteriores, alejado de las costumbres de la derecha que entiende que hacer obras significa poner los ladrillos después de recibir respuesta a la pregunta: “¿Y cómo es la mía?”.

El cargamontón sobre el caso Alexis es una muestra de lo que se viene. Al presidente Ollanta Humala, como a la alcaldesa Susana Villarán, no le perdonarán una. Inflarán los titulares hasta reventarlos, lanzarán barro con los ventiladores más poderosos, lanzarán los adjetivos sin problemas, crear problemas será la función de la prensa tan “objetiva”.

Si alguien decía “qué mal aquella prensa que le hizo la vida imposible a Alejandro Toledo durante su gobierno”, lo que se viene contra Ollanta Humala son cosas peores. Bueno. La cosa es sacar lecciones. No dar el más mínimo indicio de suspicacia es lo que debe hacerse. Claro que se puede.

Está claro que este caso le va a costar algunos puntos a la aprobación de Ollanta Humala, puntos que deben, sin embargo, recuperarse. Su primer mensaje a la Nación será clave. Hay que llegar a la gente, a esa que votó por el cambio, por la esperanza; llegar a esa que votó por el futuro, harta de un pasado vergonzante.

Los votantes de Gana Perú están consternados por el silencio y el enredo con el tema; pero todo puede voltearse en estos tiempos buenos para los buenos. Las cosas están cambiando, los días que pasan se ponen cada vez más hermosos.

Inclusive en el fútbol vemos que hay nuevos vientos. Ese dos a cero es clave. Va quedando atrás la era de la vergüenza en la política y en el fútbol. Así te quiero, Perú, la nueva era está llegando. No hay que detenernos sin antes haber emprendido los pasos firmes.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Paco Moreno (Editor)

Enfoque

pmoreno@diariolaprimeraperu.com