“Asesinando” a Burgos

Siendo las siete de la noche de ayer, un reguero de pólvora cobró luz intensa en la red social Twitter.

Por Diario La Primera | 29 set 2010 |    

La incertidumbre electrónica se dio no sólo en el Perú, sino en toda Latinoamérica, con altas: “El rockero Gustavo Cerati ha muerto”. La nota publicada por el medio La Nación, de Costa Rica, reventó para el descrédito porque todos abrimos el link de la otra Nación (argentina), y verificamos la patinada boricua -Oficialmente el deceso fue desmentido en la web del cantante argentino-. Listo, miles de almitas están en paz y hacen fuerza para que su estado en coma sea sólo un temblor en estos amargos 4 meses y más. Revisando las impresiones en la red social, alguien escribió por ahí: “Que lance el primer tuit el que no cometió un ciber asesinato”, excusando de alguna forma el yerro. Pues bien, yo nunca maté a nadie en el Internet –salvo en los videojuegos en línea, en primera persona-, pero siempre hay una primera vez y escogí a mi primer asesinado: el alcalde de San Juan de Lurigancho, Carlos Burgos; discúlpenme, pero es un honor desaparecerlo del código binario porque es un intolerante, además de ser un tránsfuga que no tiene bandera política (Del partido de Castañeda se pasó a Cambio Radical de Kouri, luego cae de panza en piscina donde Lourdes Flores, por Dios, éste sí es el Joker), oh my demon, juatdefak! El tío usa su fuerza de choque (el serenazgo, que es de seguridad vecinal) para impedir la propaganda de los otros candidatos a la alcaldía: el maltrato es evidente. No deja que peguen sus carteles, les ha volado las tarimas, las banderas –se maleó con Elvis Occ, ahí está el YouTube-. Así que también va un No a Burgos: hijos de San Juan Lurigancho, el Malapalabrero haciendo justicia, yeah (Ah, por qué Lulú trepa paredes ante cualquiera de izquierda, mientras este oscuro personaje con varias denuncias está en sus filas y nadie dice nada). Sí, lo mato electrónicamente, pe, diseño en 3D un puente de 60 metros, presupuestada en S/. 7 millones. Lo ponemos a éste debajo, y se cae la obra de la noche a la mañana. Como en la realidad, cito: en las Lomas, sobre el Río Rímac, 90 toneladas de fierro y concreto. Plata al agua.


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe