Arrepentida

Jenny recuerda los ojitos dulces de su antiguo hombre y entra en una nostalgia terrible porque cree que le ha fallado al bailar en la fiesta del amor con Jacinto, su enamorado reciente, oficial, público. “Jamás olvidaré tus ojos negritos, chiquitos, amor mío”, piensa en la alcoba.

| 01 agosto 2012 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores | 748 Lecturas
748

Jacinto después de la fiesta, se va de la casa por donde vino y ella no hace otra cosa que pensar en los ojitos dulces de su amor secreto a quien amó dos años y millones de veces perdonando que tuviera esposa, hijos y hasta un nieto por venir. “Cariño mío, te quiero mucho, porque tú me llevaste al pecado y ahora seguro me iré al infierno por haberte engañado”, piensa.

Jenny se alejó de su amor secreto sin querer porque estaba cansada de vivir en las tinieblas, escondida, en las horas nocturnas, disculpando todos los días, perdonando lo imperdonable, viviendo una vida que más parecía una forma de morir por amor.

“Ya no puedo seguir contigo porque tienes dueña; buscaré un hombre que sea solo para mí, que sea solo mío, que me ame solo a mí con todas las fuerzas de su corazón; y no como tú. Cuando lo encuentre, me iré de viaje con él una semana de locura a un lugar donde el amor vale la pena; y desde ahí te mandaré postales para que recuerdes lo que perdiste”, le dijo un día antes de dar el sí a Jacinto.

Pero Jacinto, aunque libre de todo, carecía de una gracia elemental que las mujeres buscan y el amor con él se enredaba en una telaraña de aburrimiento, y ni siquiera pudo complacerla con el viaje.

“Pero está solo, libre, y con él sí puedo hacer planes de vida”, piensa.

Una luz extraña entra por su ventana que le da justo en el rostro. “Amor de ojos lindos, por qué no eres esta luz para que me cubras con tu perfume”, piensa.

Llora de rabia, de pena, de tristeza, de nostalgia y los recuerdos pasan por su mente como nubes sombrías. Dice amar a Jacinto; pero en el fondo ama a su amor secreto de ojos lindos. “Te amaré toda la vida, estarás conmigo siempre”, dice, y lo llama porque extraña su voz, pero el celular suena ocupado.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Loading...