‘Apple’ invade el Jockey Plaza

Esto de estar ‘gato’ es una cosa de locos. Le puede pasar a cualquiera y a mí me agarró en medio del ‘Jockey Plaza’, cuando el detector de metales en mis bolsillos sólo encontró puro hilo suelto. Entonces me crecieron ‘bigotes’; se huele mucho el ‘atún’. Tenía que regresar a casa, o sea una hora de viaje en combi y a pie sólo Jesús. Felizmente en ‘tRipley’ trabaja un ‘causita’ de reponedor y fácil me baja un sencillo para así poder encontrarme con mi Barranco city; “lástima, es su día libre”, me dijo su colega en el piso de perfumería y más ‘piña’ sólo la ‘colada’. Deambulando mismo ‘espíritu chocarrero’, de pronto mis ojos se volvieron como unos huevos fritos. Parecía un oasis a lo lejos. Es el primer intento de una ‘iStore’, la tienda de la afamada marca ‘Apple’. Vale decir, los genios californianos setenteros estaban asentados en lo más ‘ricochet’ de Lima. Entré a la tienda con mi cola peluda. Este ‘felino’ ya se sentía en la oficina del multimillonario Steve Jobs. Qué sobrio es el diseño de sus interiores. Y lo que venden ahí es la fantasía de cualquier adolescente pero como hay puro ‘minino’, que se recoja la baba con ‘whiskas’. Sólo te queda soñar con la tecnología táctil del celular donde se puede escuchar miles de álbumes, siendo menos gruesa que un ‘waffler’: la ‘iPhone 3G’; y que te localicen por satélite cuando entres al ‘telo’ nomás. Liquidado. Me considero un fanático de ‘Apple’. Sin pasaje de regreso, me sentía volar hacia mi casa en sus audífonos, los cuales están disponibles al público. Al entrar a Internet, automáticamente abro su página y reviso las novedades. Y siempre lo mismo: un vibrante e infinito ronroneo de ‘gato’.

Por Diario La Primera | 06 ago 2008 |    

 


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe