Amor en tiempos virtuales

La mayoría suele asegurar que para enamorarse es necesario conocerse bien antes. Sin embargo, en la era de la tecnología y del mundo virtual, el tradicional “lonchecito”, las discotecas, los cines o los paseos por el parque se han sustituido en muchos casos, por relaciones ‘on-line’ en las que lo que se comparte son largas horas de conversación a golpe de teclado, una que otra fotografía vía e-mail y unas cuantas charlas a través de la Webcam con suerte.

| 31 agosto 2009 12:08 AM | Columnistas y Colaboradores |602 Lecturas
602  

Conocerse, ser amigos, gustarse, seguir conociéndose, enamorarse... ¿Quién no ha pasado por alguna de estas fases en algún momento de su vida? En persona, por carta o por Internet, lo cierto es que, a la hora de la verdad, hay etapas que siempre hay que ir quemando antes de llegar al amor.

Al igual que ocurre con las relaciones “tradicionales”, las que se producen en el ciberespacio también tienen que ir subiendo una serie de peldaños hasta que se consolida. En primer lugar surge la atracción, seguidamente la intriga. Después viene la fase de exclusividad, en la que las dos personas pasan cada vez más tiempo juntas en red; y, a continuación, la fase de intimidad en la que aparece la aceptación incondicional, previa al compromiso final.

La paciencia será la pieza clave para que la relación llegue a buen término. Según los expertos en encuentros on-line “no hay que precipitarse y es preferible comenzar por una amistad, dando a conocer los datos que se consideran relevantes”. Asimismo, advierten que no se dejen llevar por el sentimiento de soledad o la necesidad de ser querido.

Por último, es importante no crearte muchas expectativas cuando conoces a alguna persona en la red, porque la imagen que te has hecho de él o ella en tu imaginación puede cambiar al transportarla al “mundo real”... y llevarte una decepción. No olvides que todo en la vida es un proceso y no hay que precipitarse, lo que no implica dejar de experimentar con nuevas posibilidades de conocer gente y por qué no, de enamorarnos.

Loading...



...
Carola La Rosa de Luque

Carola La Rosa de Luque

Apropo...sito de sexo

Columnista