Alquilemos ministros

Mientras la inseguridad cunde y los delincuentes matan, asaltan, secuestran y extorsionan a su gusto, al ministro del Interior –que ya había dado variadas señas de debilidad mental- no se le ocurre mejor idea que la de proponer que los carros patrulleros no se compren sino que se alquilen.

| 26 setiembre 2009 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1242

“Así ahorraremos en gastos de mantenimiento. Esta es una solución más barata que la compra de automóviles”, ha dicho el general Octavio Salazar.

¿En qué mundo vive este señor?

Bueno, vive en el mundo en donde Francis Allison, que alguna vez fue grabado borracho como una cuba y buscando pleito, resulta ministro de Vivienda después de asegurarle a García que él podía montarle manifestaciones de alabanza con un par de días de preparación.

Y si Allison resulta respaldado por García después de saberse su asociación con la gavilla de Business Track es porque Allison sabe que parte de la información ilegal de Business Track fue usada en la campaña electoral por el propio García.

Porque, como ya se sabe, Business Track tenía interceptados los teléfonos de todo el equipo de campaña del Partido Nacionalista, desde Daniel Abugattás hasta Ollanta Humala, pasando por Nadine, Tapia y el papá de los Humala.

Y esto, que se contará con pelos y señales en el próximo libro de Gustavo Gorriti, es la garantía de que Allison se queda. Porque es íntimo y tiene capacidad de chantaje.

Y si Allison se queda –lo que es una desvergüenza mayúscula-, ¿por qué no habría de quedarse el ministro de Energía y Minas, que hasta hace poco denunciaba las sucias maniobras de la empresa Doe Run y hoy tiene que tragarse el tiranosaurio de los 30 meses de nueva prórroga?

Y si Allison se queda y el pobre hombre encargado de energía y minas también, ¿por qué diablos no va el ministro del Interior a proponer que los patrulleros se alquilen?

Claro que Salazar no aclara por qué diablos, como lo publicó “La Primera”, aparecen las bombas lacrimógenas que se lanzan en Honduras con el sello de la Policía Nacional del Perú. Lo que sí aclara es que la idea de alquilar los coches de patrullaje es brillante porque “de esta manera la propia empresa asumirá el mantenimiento del vehículo”.

¿De qué accidente cerebro-vascular procede el general Salazar?

¿O es que va a poner una cadena de coches de alquiler?

¿O es accionista de Avis o Rent a Car?

¿O es que no quiere repetir el ridículo inmenso de Alva Castro comprando y descomprando patrulleros chinos?

Ya estoy imaginando que alguien llame por una balacera entre maleantes y el comisario del sector responda:

-Disculpe, hoy no tenemos ningún carro alquilado a nuestra disposición. Es que la empresa nos ha quitado el servicio por falta de pago.

Yo propongo que alquilemos a un ministro del Interior. También saldría más barato.

Es más, sugiero humildemente que abramos una licitación internacional para alquilar un gobierno que piense, planifique y que no robe.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

César Hildebrandt

Opinión

Columnista