Almorzando con Hernán y Genaro en el Country Club

Qué se dirían Hernán Garrido Lecca y Genaro Delgado Parker en el Country Club, el fin de semana pasado, en un almuerzo bondadoso, lleno, seguramente, de alta cuisine, de esa rica causa del tamaño de un dado.

Por Diario La Primera | 04 mar 2009 |    

Guarda que estaban cerca de la ex suite de Fortunato Canaán y el recuerdo le viene en corona al ex ministro de Salud. Pero cómo extraña sus aires de autoridad. Dicho encuentro ocurrió un día después de que Hernán tuviese una irrespetuosa reacción frente a la prensa en la comisaría de Miraflores. He recreado fantasiosamente ese diálogo en el country: “Genaro, viste cómo los periodistas violaban mi derecho a la privacidad por el choque de mi carro conducido por el valet parking boy. Pero, Hernán, si me avisabas yo mandaba a todo Pulso para que armen el rollo ‘monsefú’. A propósito, Hernán, cuál es tu estrategia para relanzarte como político ¿no serás de la escuela mantillesca, ninja rataro en las sombras? Genaro, no hables mucho y no te creas el bacán, que debido a García no te quitan el canal. Y tú, no hables mucho, tampoco, que en la ‘cómica’ parecías llamar a tu babysitter por el cel, gran hijo de mami me resultaste de ese congresista que traduce ruso a español. Dijiste que eres un simple ciudadano cuando, de pronto, el tombo te pasó el cel como si fueras aún ministro y tomabas fotos a los periodistas más obseso que un fénix lover street ¿Es que pensabas realmente demandarlos? Seguro que tu mejor amigo es el gato Félix porque eres el “Poindexter fracaso” de Alfonso Ugarte. Una pregunta sencilla, Genaro, con esto te quemo: ¿Con qué plata pagas a todas tus nuevas incorporaciones, sean los armas, los rossini, las borlini, tanto cómico y comunicador colados de rondón? Los dos lo sabemos así que cállate”. El inventor del mejor aparato del mundo para desaparecerse de la faz de la tierra PCM pegó fino. Apunta y dispara, malapalabrero.


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe