Alemania y el Perú: secretos minerales

El Ministerio de Economía de Alemania (ME) y el Ministerio de Energía y Minas del Perú (MINEM) negocian un acuerdo sobre el acceso alemán a las materias primas peruanas. Alemania tiene una potente industria automovilística, electrodoméstica y de maquinaria pesada. Consume minerales, pero no los produce, ni hay inversión alemana en minería en otros países. Se entiende que busque asegurarse el abastecimiento de minerales producidos por empresas de otras nacionalidades en otras partes del mundo, frente a una China cuyo crecimiento amenaza con tragarse todo el cobre y el hierro del planeta.

| 30 abril 2013 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.3k Lecturas
1331

Para ese fin, el ME alemán ha establecido un departamento de materias primas y está promoviendo acuerdos bilaterales sobre acceso a estas materias con los países productores. Ya hay acuerdos de este tipo con Mongolia y Kazakstan. Con Chile ha habido conversaciones que no necesariamente se expresarán en un acuerdo formal.

A fines de mayo, una delegación del g obierno de Alemania suscribirá en Lima el acuerdo bilateral respectivo, luego de negociaciones iniciadas a fines del 2012. Pero mientras el gobierno alemán sí ha brindado a organizaciones de la sociedad civil alemana alguna información al respecto, de parte del gobierno peruano no ha habido información ni transparencia.

Al parecer, el gobierno alemán promueve que un grupo de grandes empresas alemanas se unan para desarrollar proyectos de exploración y extracción de minerales en el Perú, y ofrece al gobierno peruano que estas actividades se harían respetando los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Negocios y Derechos Humanos, los Equator Principles sobre condiciones sociales y ambientales al financiamiento bancarios a grandes proyectos, el Convenio 169 OIT y la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI). Además, Alemania ofrecería apoyo al Perú para fortalecer su institucionalidad ambiental.

En suma, Alemania dice: den facilidades al ingreso de la inversión para asegurarme el abastecimiento de minerales que necesito. A cambio ofrezco operar con los más altos estándares sociales y ambientales y cooperar con las autoridades peruanas para fortalecer sus capacidades, limitando de paso el ingreso de otras inversiones (las chinas) que no podrían cumplir estos estándares.

Se entiende que Alemania busque asegurarse acceso a los minerales que su industria necesita. Y suena muy bien que se haga con los más altos estándares sociales, ambientales y de transparencia. Y que de paso se eleve la valla que otros deban también respetar. Pero, si todo es tan positivo, ¿por qué el secreto?

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...

Carlos Monge Salgado

Globalización con Equidad