Alan se copia de ‘Malas Palabras’

El discurso del Presidente fue sólo un recuento. No hizo la tarea y el borrador tenía menos luces que una chispita ‘mariposa’. Alan fue un paporretero de estadísticas y nunca se le vio tan vulnerable en la oratoria. Parece que durante el Te Deum se le bajaron las defensas; verlo a Cipriani en persona es una cosa de locos y que lo diga Lucianita León que ‘mató’ su maquillaje por el susto. García quiso justificar la inflación una vez más con la “guerra mundial de los precios” y me chupo el dedo y todos comemos perdices. Basta de echarle la culpa al precio del petróleo que ya es todo un tatuaje mental. El Mandatario debió meterse en el ‘ojo de la tormenta’ -aunque por la guata no entra- con el fin de hacer una necesaria autocrítica, un viraje de joystick hacia una economía más justa ¡Ni hubo la intención! Según él, todo está perfecto y por esa vanidad se muerde la ‘cola’. Se ‘olvidó’ de contarnos qué medidas tomará el BCR para menguar el hambre de los pobres ante el ‘7.1’ de inflación ¿Y la agricultura? Alan tiene que dirigirse a la gente más necesitada, no sólo a los que ingresan a la web del Estado peruano. También mencionó la “Reforma del alma”… qué copión, ayer escribí sobre ‘la unión en el alma común’ y parece que tomó nota; mínimo mi copyright citando mis ‘Malas Palabras’ para salir en la tele pé ‘causa’. Aunque se fue por el lado oscuro de la fuerza. Ahora se cree el ‘Richelieu de la pileta del pisco’, el ‘Erasmo del cerro San Cristóbal’. Ya pues, Alan, no ‘serruches’ a Cipriani, mira que éste es más ‘apeligrao’ que Giampietri.

Por Diario La Primera | 29 jul 2008 |    

 


    Luis Torres Montero

    Luis Torres Montero

    Malas palabras

    www.malaspalabras.pe