Al ritmo del turf

Hoy Jueves
No hay carreras el día de hoy, en vista que la reunión habitual de los jueves se adelantó para ayer que fue feriado.

| 02 mayo 2013 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 399 Lecturas
399

Lamentable
Según tenemos entendido el caballo Fenerbahce fue sacrificado, motivo por el cual no tomó parte en el clásico “La Copa” disputado el domingo pasado, pero lo más censurable del asunto es que el caballo se puso nervioso dentro de su box, como consecuencia del estruendo que hacían los instrumentos del grupo coreano que hacían la prueba de sonido, y el caballo se pateó lesionándose de gravedad por lo que no quedó más alternativa que sacrificarlo. Que sacamos como conclusión de este acontecimiento, que es un problema más a los que ya tenemos que soportar los socios y aficionados que han convertido el Jockey Club del Perú, en un centro de espectáculos ajenos a la actividad hípica, que nos hacen recordar a los grandes partidos de fútbol en el estadio donde los fanáticos pernoctaban haciendo colas al estilo de las tribunas populares, que antes en el hipódromo no se veía, ni nadie se podía imaginar. Lo que es peor, ahora los propietarios de caballos, que hacen posible con sus inversiones el mantenimiento de una programación de carreras, que es el objetivo estatutario fundamental del Jockey Club del Perú, se vean directamente perjudicados con estas situaciones inesperadas y perjudiciales. Años atrás se cuidaba celosamente cualquier ruido extraño que pudiera perjudicar la tranquilidad de los pura sangre, pero en la actualidad lamentablemente esto ha pasado a segundo plano y reiteramos son ahora los propietarios que echan por la borda su inversión por un acontecimiento ajeno a una carrera de caballos. Se supone finalmente que los ingresos extra-hípicos que estos espectáculos generan deben ser muy atractivos para la institución, porque de otra manera no se justifica el perjuicio que causa a los directamente comprometidos en el desarrollo del espectáculo hípico.

Próximo libro
En elaboración un nuevo libro cuya autoría nos pertenece y cuyo título es “Cardiopatía de un mitómano”.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...

Jorge Bonilla Gonzales

Al ritmo del Turf

Opinión

Deje un comentario

Espere...