Al ritmo del turf

Con mala intención
El socio del JCP Walter Castañeda aclara su posición para que los consocios sepan la verdad de los hechos que maliciosamente se señala en la revista y cuyo único propósito según expresa es crear una imagen negativa de quien desde un principio del ejercicio de la actual Directiva estuvo en desacuerdo con los manejos que iban en perjuicio de la Institución:

| 13 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 433 Lecturas
433

“Hace un par de días la Directiva ha repartido la Revista Jockey Club Marzo 2013, Revista que pagamos todos, donde dedica tres páginas en tratar de ensuciar mi buen nombre y trayectoria cuando tuve el honor de ser Director del JCP durante la gestión de Herbert Moebius. 1) Me “acusan” que durante mi gestión no llegué a un acuerdo con la gente de Daytona, efectivamente no se llegó a ningún acuerdo porque los Representantes de Daytona pretendían pagar lo adeudado por medio de canjes y/o entregas de cámaras y equipos de TV obsoletos o refinanciando la deuda con plazos largos y totalmente desventajosos para nuestro Club. Desgraciadamente el contrato de arrendamiento con Daytona contenía cláusulas y condiciones totalmente a favor de ellos y los protegía de las acciones de parte del JCP para poder desalojarlos. Lo más que se podía hacer era impedir el libre ingreso a sus instalaciones y evitar funcionen y se mantengan como inquilinos precarios, COSA QUE HICIMOS COMO DIRECTORIO EN PLENO. 2) Se indica que presenté una propuesta para alquilar un área de 1,700 m2 a US$300 / mes. TOTALMENTE FALSO. Por dos razones: porque durante mi gestión se empezó a tecnificar y reorganizar el alquiler de las áreas y jardines del Club tomando como principal premisa que se deberían alquilar a precios y condiciones de mercado y porque, como deben recordar muchos consocios, durante mi gestión como Director todas las actividades y Deportes funcionaban con Comisiones que analizaban y opinaban de las decisiones a tomar. Lamento profundamente que la guerra sucia llegue a estos niveles y la actual Directiva dedique tres páginas a tratar de ensuciar mi gestión, a pesar que no postulo a ningún cargo Directivo. Cuando acepté ser Director mis tres hijos estaban pequeños y el Club en condiciones deplorables. Lo hice como lección de Vida para ellos y como reto personal, poniendo lo mejor de mí, trabajando ad honórem y terminando con las manos LIMPIAS y la Frente en Alto. ¿Por qué tanto odio hacia mi? Porque fui uno de los que levantó su voz de protesta cuando en la primera sesión de Directorio se decidió dar a un tercero el manejo del alquiler de las áreas y jardines y porque ayudé en la recolección de más de 540 firmas en la carta dirigida al Directorio solicitando una Asamblea Extraordinaria (que nunca convocaron a pesar de haberla ofrecido Notarialmente). Porque siempre ha dado la cara y no me escondí en el anonimato como lo suelen hacer los cobardes, para denunciar los contratos que han celebrado en esta gestión, lesivos a nuestro Club. Sus denuncias y amenazas son “condecoraciones” y lo único que lograrán es que le ponga más ganas a esta desigual lucha contra la corrupción y gente que solo ve al JCP como un botín”.Walter Castañeda O.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: |


...

Jorge Bonilla Gonzales

Al ritmo del Turf

Opinión

Deje un comentario

Espere...