Al ritmo del turf

Mensaje de Pedro Manzur Chamy

Nuestra intención es recuperar nuestra actividad Hípica, mejorar la Sede Social, dotándola de mayores y mejores instalaciones y como consecuencia, engrandecer nuestra Institución, motivo por el que promocionaremos la unión y conciliación entre los asociados, en el marco de nuestra esencia institucional.

| 05 marzo 2013 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 464 Lecturas
464

Para lograr ello, es necesario que nuestro Estatuto sea modernizado y actualizado de acuerdo al Código Civil. Es cierto que por ley nuestra Institución es Hípica, pero nada nos impide ampliar su articulado para que nuestro Jockey Club del Perú, además de ser una Asociación Hípica, también sea Social y Deportiva. Será menester de nuestra administración: Reglamentar el uso de “poderes” en la Asamblea reduciéndolo a un solo por socio, situación que tanto daño nos ha causado y que ha ahuyentado a los socios de las Asambleas Extraordinarias; Eliminar el amplio poder del presidente para comprometer el patrimonio del Jockey Club, sin el conocimiento y aprobación del Consejo Directivo, más allá del término de su mandato; y de ser necesaria, obtener su autorización en una Asamblea General, informando a los asociados, los detalles de las propuestas, antes y no cuando ya se encuentran consumados; Descartar la tercerización de los alquileres del patrimonio, administrándolos en forma directa y con el solo beneficio del Jockey Club. Permitir que los hijos/nietos de socios, ingresen con las facilidades adecuadas, de manera que la familia del Jockey Club se incremente y que los ingresos de caja, por el pago de cuotas sociales, se mantengan en niveles apropiados; Disponer en favor de los asociados un seguro contra accidentes para ser utilizado mientras se encuentren dentro de las instalaciones del Club o cuando lo estén representando; Contratar un seguro de viudez, que permita que al transferir la Membresía a los cónyuges de los titulares fallecidos, se realice sin que estos a partir de esa fecha, estén obligados a seguir cubriendo el valor de las cuotas sociales. Modificar las funciones de la Junta Revisora de Cuentas, para transformarla en una Junta Fiscalizadora, con funciones propias y separadas de la dirección del Club, elegida en la Asamblea General por los socios del Jockey Club del Perú, que son quienes deben decidir el futuro de la Institución. Deseamos crecer apoyados en un manejo profesional y transparente, que otrora tuvo el Jockey Club; y que sin necesidad de enajenar su patrimonio, nos permita la solvencia económica para la adquisición de nuevas sedes, tan deseadas por los asociados y que otros sin nuestros recursos poseen. Asociado; Con tu apoyo y el favor de tu voto, este próximo 26 de marzo, lo conseguiremos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Jorge Bonilla Gonzales

Al ritmo del Turf

Opinión

0.555686950684