Al ritmo del turf

Fin de año.
Con la reunión de ayer domingo terminó la temporada hípica que nos trajo satisfacciones y también sinsabores. El nuevo año esperamos que el optimismo vuelva en todos los que formamos el gran contingente hípico, que se respiren nuevos aires de positivismo y esperanza, en lo que respecta al JCP como institución, que se produzca el cambio esperado por los socios en el manejo directriz, que busque y corrija los problemas endémicos por los que atraviesa nuestra institución con una modernización de los estatutos, que garantice el renacimiento de una institución llamada a ser líder de clubes sociales y deportivos, con reformas sustanciales que reemplacen a un estatuto que por su antigüedad responde a una realidad distinta que lo ha convertido en obsoleto.

| 31 diciembre 2012 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 430 Lecturas
430

La Asamblea.
Debe ser el ente fundamental para la toma de las más importantes decisiones, que no permitan actuar a dirigentes a su libre albedrío, se debe dar las pautas necesarias que la mayoría absoluta apruebe luego de un detallado estudio de la materia, con beneficio absoluto y total para la institución y de los socios sin la participación de terceros que con contratos erróneos son los que obtienen un beneficio mayor que la propia institución. 

Poderes.
Debemos señalar que en el juego de La Cuádruple “B” que se inicia en la novena carrera del programa se pone en juego un pozo de 10,000 soles.

Buena reaparición
Un aspecto que es fundamental para el desarrollo de una verdadera asamblea de socios es el aspecto relativo a los poderes de los cuales en los últimos años se ha estado abusando para lograr propósitos de éxito para los directivos de turno, si bien el Código Civil lo exige y lo aprueba, éstos se han estado llevando a cabo en el caso de JCP a razón hasta de 10 por 1, y esto representa un vicio puesto que inclusive aquellos 10 socios representados en muchos casos ignoraban la motivación para el cual autorizaban dando poderes. Esto tiene que reglamentarse y limitarse a solo un poder por representado.

Por el Club.
El candidato Pedro Manzur Chamy ha sido claro en señalar que su prioridad será la modernización de los estatutos y ningún socio puede estar en desacuerdo con este planteamiento; por otro lado, la limitación de poderes, obligará de alguna manera a los socios a ser conscientes de su participación personal en las asambleas y sean ellos quienes con su presencia aprueben o no una medida. De igual manera es importante saber que el referido candidato ha sido enfático en señalar que en su directiva solo serán aceptadas personas que quieran trabajar exclusivamente por el JCP.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Jorge Bonilla Gonzales

Al ritmo del Turf

Opinión