Al ritmo del turf

No somos los únicos.
Ya son varios los colegas que vienen haciendo comentarios sobre las publicitadas reuniones mixtas, obviamente no son los asalariados del Jockey Club que de alguna manera, y los comprendemos, se ven obligados a “maquillar” sus comentarios y decir cosas que en realidad no son, su medio de vida está de por medio pero no se puede tapar el sol con un dedo.

| 04 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 655 Lecturas
655

Nosotros, que no tenemos ningún compromiso laboral con la institución, podemos decir lo que se ve sin ninguna restricción, la iluminación es muy mala con franjas de sombras evidentes y franjas de luz que dejan mucho que desear, con respecto a esta situación tenemos una anécdota del pasado domingo que nos aclara mucho el concepto, veíamos el desarrollo de la última carrera en Monterrico y estábamos viendo el partido de fútbol que se disputaba en el Monumental que ganó Universitario de Deportes a Cobresol y en tal sentido, como teníamos interés en el desarrollo de la Pentafecta, cambiábamos de canal constantemente hasta que se diera la partida de la final del programa, para no hacerla larga les diremos que la iluminación comparativa de uno y otro recinto deportivo era abismalmente opuesta, cuando en un partido de fútbol la iluminación decae al 50% se paraliza el juego hasta restablecer la iluminación al 100% no habiendo en el fútbol peligros serios por aquella deficiencia, cosa que con una pobre iluminación sí se corre el riesgo de accidentes de caballos y jinetes que van a 60 km. por hora. Que conste que son varios los periodistas que expresamos las referidas deficiencias en la iluminación de la pista de carrera.

Falta de respeto
A juzgar por un comentario aparecido en la prestigiosa revista Prismático se da cuenta que un aficionado quería conocer el desarrollo de las carreras en las repeticiones que se realizan después de corrida la final del programa. Estaban pasando los videos como tediosamente lo hacen con canter incluido e indocilidades de alguno de los caballos para ingresar al partidor –cuando todo eso se podría evitar ¿si o no señor editor-? De pronto, sin aviso alguno, luego de algunas repeticiones, se dio paso a las pruebas de la iluminación y comenzó por espacio de 1 hora la exhibición tediosa de postes y lámparas ¿qué entretenido verdad? Una vez más lo tenemos que decir, falta total de respeto por los aficionados que quieren ver las carreras en repetición y que son cortadas de manera intempestiva sin aviso alguno. ¿Así se trata al aficionado que es el principal sostén del espectáculo?


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Jorge Bonilla Gonzales

Al ritmo del Turf

Opinión