Al ritmo del turf

Tres reuniones
Se programaron tres reuniones de carreras para la semana hípica que se inicia el jueves con 10 competencias, el sábado son 11 y el domingo son 12 con lo cual se totalizan 33 carreras dentro de las cuales se han programado 3 clásicos que son: el sábado el clásico “Eduardo Escribens Correa” en octavo término,

| 03 abril 2012 12:04 AM | Columnistas y Colaboradores | 577 Lecturas
577

una carrera para todo caballo sobre la distancia de 2200 metros en el césped, con la presencia de Sherezade, Cafalis y Azucena entre otras calificadas yeguas y para el domingo se programaron los clásicos “Arrabal” que va en la sexta de la tarde para todo caballo a peso por edad sobre 1300 metros con la participación de solo 4 ejemplares y donde Taufik debe ser un buen candidato, posteriormente en la décima carrera de la tarde se corre el clásico “Augusto Maggiolo Cavenecia” para todo caballo sobre 1500 metros en el césped, un lote donde destacan los integrantes del stud Manning, Zeide Isaac y Primer Ministro, pero con rivales que les darán dura pelea.

Iluminación
Con bombos y platillos se vienen anunciando las reuniones mixtas, las cuales comenzarán a las 4.30 p.m. y terminarán cerca de las 8 de la noche, como ya es de conocimiento del público aficionado las carreras que son con luz artificial serán exclusivamente en recta, situación experimentada en épocas pasadas sin resultado positivo. Lo más serio de estas carreras es que la iluminación artificial deja muchísimo que desear a pesar que los asalariados pretenden engañar al público diciendo que es perfecta. Hemos podido apreciar la última carrera del reciente domingo y era muy difícil ubicar a los caballos por las gruesas sombras que se apreciaban en la pista con el agregado que las carreras de recta no tiene mayor atractivo hípico. La claridad evidente que se aprecia en la meta, debería ser el patrón con el cual se debe acondicionar el íntegro de la pista para tener una iluminación adecuada.

A medias
Todo esto da qué pensar que las innovaciones se hacen para complacer a los hípicos y por salir del paso, una capilla que suspendió las esperadas misas, una pantalla “gigante” con letras que no se aprecian desde la tribuna y que no da oportunidad a los aficionados de la Pelousse a ver los desarrollos, que estamos seguros irían en mayor número si pudieran ver la pantalla de más cerca que desde la tribuna y ahora el inicio de las reuniones mixtas con una iluminación que deja mucho que desear.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Jorge Bonilla Gonzales

Al ritmo del Turf

Opinión