Activos peruanos encumbraron pesca chilena

En 1980, el Gobierno Constitucional de entonces, autorizó la exportación de fábricas harineras y embarcaciones industriales, que miembros de la SNP (Sociedad Nacional de Pesquería), habían adquirido de Pesca Perú desde 1976, utilizando a pescadores y empleados como testaferros, aprovechando la prioridad de estos servidores al acogerse a las “Renuncias voluntarias”. Doce fábricas y setenta y dos embarcaciones pesqueras, se exportaron a Chile por los empresarios pesqueros peruanos, bajo el sistema de venta o aporte como acciones a las harineras del sur, fortaleciendo su incipiente actividad, y convirtiéndola en líder mundial. Adicionalmente, se decretaron vedas en el sur de nuestro país, mientras se permitía que embarcaciones afiliadas a la Asociación de Armadores Pesqueros del Sur, cruzaran la frontera, para descargar pescado peruano en fábricas de Arica e Iquique. Los intentos por provocar la quiebra de PESCA PERU, aún a costa de afectar económicamente a nuestro país, nos obligaba a importar de Chile la harina de pescado, mientras que Carlos Verme, Presidente del Comité de Productos de Alimentos Balanceados de la Sociedad Nacional de Industria, solicitaba al Gobierno la exoneración de impuestos para realizar sus adquisiciones. En los mismos inicios de los años 80, los empresarios afiliados a la SNP, pretextando producir conservas, fabricaban harina exportándola totalmente, desatendiendo el mercado interno. La ausencia de identificación de los industriales pesqueros, demuestra una línea de conducta de avaricia y mezquindad, que prácticamente nunca ha contribuido al desarrollo nacional.

| 26 enero 2013 12:01 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
1498

México, Ecuador y Panamá, también fueron apoyados con un porcentaje de las embarcaciones peruanas, pero no comparable a Chile, provocándose el desabastecimiento a las fábricas de PESCA PERU, en forma deliberada. Mientras en Iquique, el empresario Guido Rossi, en conferencia de prensa, anunciaba la instalación de la primera fábrica harinera peruano - chilena, que daba inicio al desmantelamiento pesquero nacional en beneficio de nuestros vecinos del sur, gran parte de nuestra reserva naval pesquera, se encaminaba al país sureño, con el apoyo del Grupo Fiorentina S.A., y los industriales Arturo Madueño, Miguel Kulisic, Rodolfo Pacheco, Mariano Ramos, Ernesto Monteverde, Jorge del Risco, entre otros, conspicuos asociados y directivos de la SNP.

Ante cualquier clase de gobierno, queda demostrado que en la actividad pesquera, prevalecen las ambiciones y la falta de ética de una élite de empresarios industriales, que solo velan por sus intereses particulares, con procedimientos que perjudican la alimentación popular y la economía del país. Si comparamos los precios de exportaciones de harina de los privados, frente a los de PESCA PERU en los años 80, podemos confirmar sendas diferencias, que demostrarían desvíos económicos de los asociados de la SNP, en una lamentable actitud que jamás fue investigada ni sancionada. Y ante las aparatosas calificaciones de “pro chilenismo”, a las medidas de reordenamiento emitidas por PRODUCE, queda en plena evidencia las actitudes antinacionales de industriales pesqueros, que no tienen reparos en faltar a la verdad.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar

1.03002882004