Acciones y conflicto de interés

Según Mulder, Diez Canseco critica mucho y lanza acusaciones a otros. Por tanto está muy bien que se le acuse ahora, para que aprenda.

| 18 octubre 2012 12:10 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.1k Lecturas
1155

El informe técnico de la Comisión de Ética sustenta que no hay subordinación del interés general al particular en el proyecto presentado por Diez Canseco, cuya propuesta principal ha sido reiterada 11 veces por congresistas de diversas bancadas desde el 2002.

Es decir, en resumen, que la iniciativa no fue pensada para favorecer a la hija y la exesposa del parlamentario, sino para cambiar la modalidad de tratamiento discriminatorio que sufren los tenedores de acciones de inversión (exlaborales), dentro de lo cual destacan las colocaciones de las AFP realizadas con el dinero de sus afiliados.

Pero el fujimorista Juan Díaz Dios, del ala de Rafael Rey y del grupo de los congresistas mineros que llegaron a su curul con apoyo de Yanacocha, ha hecho una serie de cálculos sobre el beneficio que podrían tener las personas relacionadas con Diez Canseco y ha justificado en esto su voto al lado de Mulder y Urtecho para sancionar a Diez Canseco.

¿Y qué dice Díaz Dios de su trayectoria que incluye un fuerte apoyo a minera Río Blanco S.A., para la ejecución del proyecto Majaz en Huancabamba, Piura, en oposición a las comunidades de la región y su posterior relacionamiento con el Grupo Reflexión Democrática de Roque Benavides? ¿No hay ahí un claro conflicto de intereses que ahora se proyecta a su actuación en el Congreso?

Pero el proyecto Diez Canseco no ha sido aprobado, ni siquiera discutido en el Congreso, y nadie puede afirmar que el congresista de izquierda quisiera esconder hechos registrados públicamente como la posesión pública de acciones por parte de personas relacionadas con él, lo que cualquiera hubiera podido traer al debate.

La falta hubiera existido si se tratara de un proyecto con nombre propio, que favorece marcadamente al congresista o a sus allegados, y que trate de ocultar esta condición para sacarlo adelante. Si no hubo discusión sobre la propuesta que quedó a la espera de entrar a consideración de las comisiones y el pleno, ¿dónde podría estar la trampa?

¿Se sanciona a los congresistas por presentar propuestas?

Como existen otros proyectos con el mismo criterio de eliminar las acciones de inversión, convirtiéndolas en comunes, a valores de mercado, nadie podrá decir que este es un caso que escapa al interés general. En su presentación ante la Comisión de Economía del Congreso la presidenta de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) Lilian Roca se pronunció claramente sobre el tema señalando que “deberíamos olvidarnos de las acciones de inversión”.

“Perú es el único lugar donde existen acciones de inversión”, precisó la funcionaria, para todos aquellos que piensan que las reglas del mercado deben ser homogéneas para todos.

Claro que aquí hay, más allá del placer que siente el achorado director de un diario en embarrar a su enemigo, o el de Mulder por cobrarle a JDC sus críticas al APRA y el de Díaz Dios de hacer lo propio para la cuenta del fujimorismo, un tema que no se quiere aclarar.

Que en la venta de Backus se estafó a los afiliados a las AFP cuando los empresarios que vendieron sus acciones comunes (grupos Brescia, Romero, Bentín) solo se interesaron en el precio que les pagarían por ellas y obviaron negociar una buena cotización para las acciones de inversión de las AFP de las que estos tres también son dueños. Es decir ganaron en bolsa y dejaron perder a sus clientes. Pero de esto el Congreso no ha dicho ni chis ni mus. Salvo Diez Canseco.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Raúl Wiener

POLITIKA

Analista