Accidentes viales e interés social

Esta pandemia que son los accidentes viales ya declarada en nuestra patria hace mucho tiempo y sus gravísimas derivaciones en la calidad de vida de los peruanos, de sus víctimas y de sus protagonistas, como también las familias y el entorno social alrededor de estas tragedias que desembocan en una situación de crisis social, queramos aceptarlo o no, (están al margen los pareceres o interpretaciones), lo que no está al margen es que es una REALIDAD contundente e indiscutible es nuestra patria.

Por Diario La Primera | 09 set 2010 |    
Indudablemente conociendo a las autoridades ¿responsables? de la Seguridad Vial en el Perú (salvo honrosas excepciones) que son de ínfima calidad humana, no vamos a esperar que acepten abiertamente esta realidad. Cuando a diario los diferentes medios de comunicación nos muestran las desgarradoras imágenes de la siniestralidad vial por toda la patria, potencian la depresión psicológica en las personas y las conducen a la disminución inconciente de la percepción del valor de la vida, de los riesgos, de lo que se debe hacer para proteger la integridad física en la vía pública, como peatones, como usuarios de los servicios de transporte público, o como conductores que para estos automáticamente se convierte en doble responsabilidad, cuidar su vida y la de los terceros, sean estos otros conductores o peatones. Al carecer la población de conceptos básicos sobre la Prevención en Seguridad Vial no puede asimilar correctamente lo que viene sucediendo. La comunidad en pleno tiene derecho a exigir la adopción de políticas concretas, realizables, eficientes y sostenibles y sobre todo con medición de resultados en esta materia a las autoridades en funciones y a las que elegiremos muy pronto. El interés social está íntimamente vinculado a estos hechos incontrolables hasta la fecha, pero que son perfectamente EVITABLES en un gran porcentaje, por supuesto aplicando técnicas y procedimientos correctos que son de conocimiento de profesionales en la materia que no están en funciones en nuestra patria, porque se prefiere contar con políticos incapaces, aptos para resolver nada en esta materia. Hasta mañana.

    Federico Battifora