¿A puertas de un Fenómeno de “El Niño”?

En tiempos pasados, considerábamos que el Fenómeno de “El Niño” era una anormalidad que solo afectaba las costas de nuestro país, incrementando las temperaturas de nuestro mar, ahuyentando especies pesqueras como la anchoveta y propiciando la aparición de otras; ocasionando la formación de nubes; generando impresionantes huaicos, grandes pérdidas agrícolas, etc.

| 27 marzo 2012 12:03 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1293

Actualmente, está debidamente comprobado que las repercusiones del Fenómeno de “El Niño”, son a nivel mundial, y sus causas y consecuencias, cautivan el permanente interés e investigaciones de prestigiosas entidades internacionales, como la Administración Atmosférica y Oceánica de los Estados Unidos (NOAA), también la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio (NASA), y el Centro Nacional de Tecnología y Ciencias del Espacio (NSSTC). Precisamente, la NOAA acaba de emitir un preocupante informe sobre las temperaturas superficiales del Océano Pacífico Sur, de más de 30º C, hasta una profundidad de 50 metros, ocasionando en la zona del Estrecho de Torres (Australia) torrenciales lluvias.

La inmensa masa de agua caliente asentada ya en las zonas de las Islas del Archipiélago de Vanuatu, se encuentra a una distancia aproximada de 12,000 Kms. al oeste del Puerto del Callao, y conforme avanza va incrementándose. Calculándose que entre Setiembre y Octubre próximos, la masa caliente llegará al continente sudamericano; y a las costas peruanas en Diciembre, durante su máximo efecto, produciéndose probablemente la mayor evaporación del agua de mar, formándose grandes cantidades de nubes, que al dirigirse a nuestras costas, generarán fuertes lluvias en innumerables zonas, propiciando inundaciones, huaicos, etc.

El organizado trabajo de la NOAA, desde el 07-12-2011, mediante observaciones diarias de satélites de baja órbita (LEO), permitió la elaboración de un importante mapa satelital dinámico, actualizado y certero, que pretende alertar sobre factibles desastres naturales. Mientras, en nuestro país las instituciones científicas como el SENAMHI, IMARPE (Instituto del Mar del Perú), y hasta INDECI (Sistema Nacional de Defensa Civil), de escasa credibilidad, aun son presididas solo por militares en situación de retiro, generalmente carentes de los conocimientos necesarios. El calentamiento global y la actividad solar, están originando el deshielo de los glaciales andinos, y a través de la vía satélite podemos y debemos conocer hacia dónde se dirigen los torrentes de agua, que propician huaicos y desastres naturales; y deberían permitirnos evacuar poblaciones como ocurre en otros países, evitando la devastación de pueblos, y la desaparición de miles de seres humanos. Sin embargo, la marginación de verdaderos científicos, profesionales del mar y reconocidos estudiosos, que indagan, descubren y publican sus resultados y opiniones, aun sin respaldo estatal, e impedidos de asumir las presidencias de las entidades científicas representativas del país, nos colocan a la saga de conocimientos primordiales para la humanidad.

El incremento de las manchas solares, la gran actividad solar, la producción de erupciones violentas, expulsando materias hacia el exterior, y propiciando radiaciones peligrosas, convulsionan extremadamente miles de volcanes submarinos en el fondo del Pacífico Sur Oriental, originando el llamado Vulcanismo Submarino, gestor del Fenómeno de “El Niño”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...

Juan Rebaza Carpio

Mirando al mar