A los fujimoristas les duele la verdad

El trabajo realizado por la Comisión de la Verdad (CVR) acaba de cumplir cinco años recibiendo las más duras críticas de los defensores del modelo neoliberal, impuesto con violencia (y golpe de Estado) en los años noventa por el gobierno del reo Alberto Fujimori, contando con el apoyo de los sectores más retrógrados de la sociedad peruana.

Por Diario La Primera | 05 set 2008 |    

De la investigación efectuada por los comisionados, se puede interpretar que el abuso y desprecio por la dignidad humana de los más débiles permitieron las atrocidades dadas a conocer por el informe de la CVR y los medios independientes. Fujimori con el argumento de combatir al terrorismo y modernizar el país implantó un sistema económico siguiendo los dictados de los organismos multilaterales y del consenso de Washington. Todo aquello que iba en contra de dichas recetas era eliminado.

La dictadura fujimorista debilitó la estructura social expresada en las organizaciones populares, disminuyó la protección que tenían los sectores más vulnerables e impuso una normatividad que le dio a los privados (principalmente extranjeros) excesivos privilegios para obtener el máximo de ganancias. Asimismo, les entregó activos públicos, mano de obra barata impedida de organizarse, recursos naturales, movimientos sociales controlados y casi extintos (para eso estaba el Grupo Colina), además de un sistema legal permisible a la corrupción.

A esto se suma, la política de clientelaje por medio de los programas sociales que mantuvo a amplios sectores de pobres adormecidos y mantenidos por la caridad del Estado, que servían de portátil para difundir mediáticamente un supuesto respaldo de la población. Toledo y García desoyendo las demandas de cambio mantuvieron y mantienen el andamiaje anclado por el fujimorismo.

Los trabajadores no hablamos como observadores, sino como víctimas directas de la represión. La CGTP fue una de las instituciones más golpeadas por la cobardía de Fujimori, que le costó la vida a nuestro ex Secretario General, Pedro Huilca, asesinado por los “Colina” cuando se disponía a llevar a sus hijos al colegio. Este hecho recibió una sentencia favorable de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, después de casi 13 años de lucha.

La actitud de los fujimoristas contra la CVR demuestra el miedo a una democracia que emerge de las mayorías desgastando al modelo neoliberal, que se mantiene por la falta de una oposición partidaria y social articulada. Desde estas líneas manifestamos nuestro agradecimiento y respeto a la labor de los comisionados.


    Mario Huamán Rivera

    Mario Huamán Rivera

    Opinión

    Columnista