5 panes antes de la Mega

Alan García llegó al Congreso a las 10:15 de la mañana, con quince minutos de anticipación para sorprender a los tardones, pero el sorprendido fue él porque todos llegaron a la hora. Llevaba una sonrisa amplia y fingida como si fuera candidato presidencial, de esos que mienten. La prensa le lanzó algunas preguntas en la puerta y el dijo “no se aprovechen, no se aprovechen” y haciendo morisquetas entró al Parlamento para responder las preguntas de la Megacomisión.

| 09 junio 2012 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 774 Lecturas
774

Cuando salió parecía un triunfador, un candidato ganador; pero era también la demostración de quien sabe actuar y apantallar con su estatura y su corpulencia de tenor. Se aprovechó de los periodistas que escucharon su cantaleta y luego no quiso responder preguntas. Hizo lo que siempre hace: envolver a la gente con sus trucos verbales.

Hasta dijo que debemos fortalecer la institución presidencial. “No lo digo por mí, que ya dejé de serlo, lo reclamo para Humala”, dijo el gordo.

Dentro de la Mega no le fue bien, no convenció. Le preguntaron sobre el decreto de urgencia 004-2009, que permitió una sarta de presuntos actos de corrupción, un rosario de supuestas coimas en la remodelación de los colegios emblemáticos; y él dijo que ese decreto es legal, como si le hubieran preguntado eso; y cayó en el hoyo de las contradicciones y nos dio luces para saber quiénes inflaron presupuestos, cobraron más de lo que debieron e hicieron las obras a la bomba.

Acudió bien armado nuestro hombrón. Antes de responder ante la Mega, se empujó cinco panes con chicharrón del bar-restaurante Cordano. Le dicen el hombre de los dientes mágicos y el estómago infinito. Come tanto que no conoce la palabra “suficiente”.

Llegó en mancha, como todo aprista, acompañado de sus escuderos Mulder, Velásquez, Elías Rodríguez, el abogado Ricardo Pineda, el famoso “Chirito” y hasta Luciana León, quienes lo rodeaban obsequiosamente para ver qué le faltaba al señor que sueña volver al poder. Iba ir una portátil, con bravos de la Casa del Pueblo, a gritar, pero García dijo “no”, para evitar la portada: “García acude con su portátil…”

Loading...



...

El Escorpión

El Escorpión

elescorpion@diariolaprimeraperu.com