40 años del Álbum Blanco

No falta nada para que celebremos el 25 de noviembre los 40 años de la aparición de una obra fundamental: ese maravilloso álbum doble titulado simplemente The Beatles, y el cual es conocido como el “Álbum Blanco”. Se impuso dicho apelativo puesto que la cubierta laminada del LP original destacaba con un tono blanco brillante.

Por Diario La Primera | 21 set 2008 |    

En 1968, Los Beatles llevaban un año sin manager (debido a la muerte de Brian Epstein, primer representante de la banda) y trataban de manejar los asuntos de su propio sello discográfico (Apple); aunque en realidad para ese entonces Los Beatles como grupo humano cohesionado ya no existía. Musicalmente parecían unidos, pero el lazo íntimo se había deteriorado por diversas razones: Yoko Ono, la nueva pareja de John, quien no se separaba de su lado causó malestar en el grupo; los problemas económicos los desestabilizaban al igual que las desacertadas inversiones; etc. Resulta curioso que los Fab Four concretaran contra viento y marea uno de sus discos más ricos, diversos y sugerentes en cuanto a géneros, tendencias y propuestas melódicas abordadas.

Desde el pegajoso rock and roll con algo de ritmo surf (“Back in the U.S.S.R.”), la onda bucólica (“Don’t Pass Me By”), el rock duro y psicodélico (“Helter Skelter”, “Yer Blues”), la exploración en la vertiente concreta de la música clásica del siglo XX (“Revolution 9”) hasta la balada tierna (“I Will”), la confesional (“Julia”) y la delicada con instante de exaltación (“Long, Long, Long”). Habiendo mostrado genialidad desde la Beatlemanía, no tendría entonces que sorprender la hazaña de Lennon y compañía; sin embargo, en esta ocasión ratificaron su maestría en momentos difíciles y de cambios existenciales para los de Liverpool.

El “Álbum Blanco” fue un golazo desde el punto de vista comercial y artístico. No obstante, debe enfatizarse que el logro obtenido recae en el trabajo de individualidades y no de un conjunto. Lo admirable no deja de asomar aun conociendo el verdadero panorama en que se realizó el doble blanco.


    Alfonso González Vigil

    Alfonso González Vigil

    No más silencio

    Columnista