23 de junio: Reunión de los frentes regionales

Representantes de las diversas regiones del país se reunirán en la sede de la Federación de Trabajadores de Construcción Civil el 23 de junio con la finalidad de respaldar la Jornada Nacional de Lucha (JNL), convocada por la CGTP y diversas organizaciones para el 12 de julio.

| 22 junio 2012 12:06 AM | Columnistas y Colaboradores | 994 Lecturas
994

Esta reunión permitirá analizar la coyuntura política y social que sirve de contexto a esta medida y concluirá con un llamado a la ciudadanía a participar de la JNL para exigir el cumplimiento de los ofrecimientos electorales y los cambios por los cuales votaron la mayoría de peruanos y peruanas.

Participarán los frentes regionales del norte, oriente, centro y sur del país, muchos de los cuales se encuentran luchando junto a la población en Cajamarca y Espinar para defender su medio ambiente. Asimismo, concurrirán delegaciones sindicales y sociales, partidos políticos y colectivos.

Cabe mencionar que, en conferencia de prensa convocada para anunciar este encuentro, también expresamos que la JNL es para exigir al gobierno el cese de las políticas autoritarias y represivas y el inicio de un diálogo efectivo destinado a resolver los conflictos, que hasta el momento ha costado 12 muertos, además del encarcelamiento y persecución de dirigentes sociales y populares.

Referimos que esto ha provocado el incremento alarmante del descontento social a lo que se suma la decisión del régimen de mantener el continuismo económico y la política represiva de García y Fujimori. Es cuestionable que la derecha que perdió las elecciones, hoy es aliada del Presidente, mientras que las encuestas demuestran que la inmensa mayoría del pueblo pierde aceleradamente su confianza en el mandatario.

En ese sentido, la JNL no es de apoyo sino de protesta contra el proceso de derechización y para demandar rectificaciones y soluciones a los problemas sociales. También para que cese la represión y las campañas de infamias contra el movimiento social.

Las principales exigencias y propuestas que enarbola esta medida son: cambio de la política económica y solución a los conflictos sociales; instalación de mesas de diálogo en Cajamarca y Espinar; renuncia del Presidente del Consejo de Ministros, Óscar Valdés y nuevo gabinete comprometido con los cambios; medidas efectivas en la lucha contra la corrupción, inseguridad ciudadana, el narcotráfico y el terrorismo, recuperación de nuestros recursos naturales; no a la privatización de las empresas estratégicas y recuperación de las concesionadas; y restitución de derechos laborales, generación de trabajo digno y salarios justos.

Loading...


En este artículo:


...

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista