22 de agosto: marcha contra el crimen organizado (ii)

El crimen organizado sigue cobrando víctimas, otro trabajador fue asesinado en Chiclayo a pocos días de que unos delincuentes asesinaran a nuestro dirigente en dicha ciudad, Rubén Soberón. Asimismo, en Ventanilla un enfrentamiento entre mafias le costó la vida a uno de los extorsionadores. Mientras tanto, conforme lo refieren los medios chiclayanos, el congresista, Javier Velásquez Quesquén, despotrica contra dirigentes de construcción civil afiliados a nuestra Federación (FTCCP) y a la CGTP, pero no dice nada de los prontuariados que se organizan en el seudo sindicato aprista.

Por Diario La Primera | 18 ago 2012 |    

Las lamentables declaraciones del parlamentario dejan entrever que no le importa la seguridad ciudadana en la ciudad norteña, descalificando la decisión de la Policía Nacional, de cambiar al Jefe Policial, acusado de proteger a las organizaciones criminales que asedian a las familias chiclayanas. Las acusaciones de los trabajadores chiclayanos sobre la posible relación de Velásquez Quesquén con la delincuencia, conforme lo denunciamos en un comunicado, estaría demostrándose cada vez más.

Esto no tendría nada de raro. Como lo hemos denunciado en varias oportunidades, el propio Alan García recibió a prontuariados en Palacio de Gobierno y ordenó la liberación de 5 mil delincuentes, muchos de los cuales hoy encabezan organizaciones criminales que actúan en las principales ciudades del país, con total impunidad política y muchas veces en alianza con las autoridades, como ocurriría en el Callao.

Por estas razones, la FTCCP y la CGTP han convocado para el 22 de agosto a una marcha contra el crimen organizado, como parte de una campaña más amplia para exigir al gobierno medidas efectivas para eliminar a las mafias y con el fin de denunciar públicamente a quienes la protegen y promueven. La concentración se realizará frente al Ministerio de Trabajo para luego dirigirse al Ministerio del Interior.

Cabe mencionar, que estamos convocando a la movilización a representantes de las diversas organizaciones sindicales, derechos humanos, partidos políticos, bancadas parlamentarias, entre otros, teniendo en cuenta que junto al narcotráfico y la corrupción, la acción de mafias son verdaderos obstáculos para el desarrollo económico y la justicia social.

Asimismo, como parte de esta cruzada que estamos emprendiendo, entregaremos el 20 de agosto a mediodía una queja a la OIT denunciando el asesinato de tres dirigentes por parte de organizaciones criminales, muchas de las cuales utilizan el rótulo sindical como escudo. También estamos remitiendo información a diversas organizaciones nacionales e internacionales para denunciar estos hechos y a sus protagonistas.

Finalmente, esperamos que el gobierno en uso de las Facultades Legislativas en el tema de Seguridad Ciudadana, brinde a la población las garantías de que la violencia criminal será erradicada y que se recuperará la tranquilidad pública para beneficio de la democracia.


    Mario Huamán Rivera

    Mario Huamán Rivera

    Opinión

    Columnista