20 mil limeños con tuberculosis

Veinte mil limeños sufren de tuberculosis y la opinión pública no lo sabe. Casi mil de esos casos, son resistentes a los medicamentos que usualmente logran controlar la enfermedad; pero para ellos hay drogas nuevas, más potentes. Lo más grave es que hay ya más de 200 casos de tuberculosis extra-resistente, una bacteria que no puede ser controlada por ninguna de las medicinas conocidas. Los expertos en esta epidemia estiman que una persona con tuberculosis activa, contagia a otras cinco.

Por Diario La Primera | 18 set 2010 |    

El sábado pasado, nos reunimos con Susana Villarán y la Asociación de Enfermos de Tuberculosis de Comas. Es increíble la fuerza de los enfermos de tuberculosis: golpeados por la enfermedad, discriminados, desatendidos en sus problemas por el estado, han sabido luchar contra la estigmatización y hacer incidencia para qué el estado empiece a ver sus problemas.

La propuesta que llevamos
En atención de salud, se debe asegurar que las personas afectadas con la TBC tengan atención integral, que incluya además de los medicamentos y seguimiento continuo, la atención a sus otros problemas de salud.

En promoción de salud hay que fortalecer las redes de promotores de salud y trabajar con las organizaciones sociales para identificar tempranamente a las personas con TBC en centros de trabajo, mercados, etc. La detención temprana es fundamental para aumentar las posibilidades de curación y reducir el contagio.

Para las familias de las personas con TBC, debe complementarse el vaso de leche y la actual canasta de alimentos del PAN-TBC, que deben llegar a todos los enfermos, con un “bono alimentario” adicional de 100 soles para que pueda asegurarse la alimentación de la familia y el enfermo pueda descansar y evitar el contagio.

La Municipalidad de Lima debe estar comprometida con el Plan multisectorial contra la tuberculosis, coordinando las acciones que deben tomarse también en otros frentes, como el de la vivienda, la integración social, el empleo y la seguridad social.

Hablando con los enfermos
En la reunión con los enfermos de tuberculosis, sin embargo, empezamos por escuchar. Su principal reclamo es ser considerados, vistos y oídos. Les planteamos nuestras propuestas y les parecieron bien. Pero su primera necesidad es ser reconocidos como personas y que la lucha contra la tuberculosis se considere prioritaria. Plantean por eso una ley que declare en emergencia Lima en relación a la tuberculosis. Tienen razón.

Alan García cree que hay progreso en estas condiciones. Lourdes Flores habla de progreso y no considera ni a las tuberculosis ni a las personas enfermas. Pero no se puede hablar de modernidad y progreso con miles de enfermos de tuberculosis y el problema agravándose. Además de las soluciones, clínicas y sociales, de salud pública y de lucha contra la pobreza, que se necesitan, hay que empezar reconociendo que el problema es grave y debe enfrentarse de inmediato.

Reunirnos con la ASET-Comas ha sido un privilegio y un honor. Es también una práctica que debe ser como permanente, en este y otros sectores: todo con la población, nada sin ella. Son los pacientes, los que más saben de cómo luchar contra la tuberculosis; ellos deben ser parte activa fundamental de la lucha por librar a Lima y al Perú de la tuberculosis.


    Pedro Francke