17 de mayo: Marcha para revocar a los revocadores

En las elecciones municipales y generales del 2011, la población derrotó electoralmente a las propuestas continuistas, que propugnan un crecimiento económico sin desarrollo, eliminación de derechos sociales y laborales, compulsivas exoneraciones tributarias a los empresarios y ventajas a las industrias extractivas.

| 11 mayo 2012 12:05 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.2k Lecturas
1223

Esto ha traído como resultado el enriquecimiento del mismo grupo económico que se alió con el fujimontesinismo y los gobiernos sucesivos para proteger sus privilegios y evitar cualquier intento de cambio que beneficie a las grandes mayorías, etc.

La población optó también por el cambio en el 2006 pero fue traicionada por el gobierno aprista, que se convirtió en el instrumento partidario del continuismo en alianza con los sectores represivos representados por el fujimorismo. Los resultados fueron más de 200 conflictos sociales, un promedio de 100 peruanos y peruanas asesinados por exigir solución a los problemas sociales, miles de enjuiciados, bajos salarios, empleo precario, entre otros perjuicios provocados por el nefasto régimen de García a las familias trabajadoras.

En ese sentido, la pretendida revocatoria promovida por un conocido abogado amigo del exalcalde Castañeda Lossio, deja entrever que la derecha política y económica busca imponer sus intereses frente a los gobiernos de izquierda, tratando de presentarlos ante la opinión pública como ineficientes con el apoyo de la brutal campaña mediática. Esto mismo se buscaría realizar utilizando otros instrumentos políticos con el gobierno regional de Cajamarca y se estaría consiguiendo con la administración nacional a cargo de Ollanta Humala.

Para lograrlo, en Lima, se vienen usando una serie triquiñuelas legales, la estafa y la falsedad para conseguir los objetivos planteados, sin importar el grave daño que se le daría a la gobernabilidad y sin tener argumentos, más allá de las ambiciones de los grupos de poder económico, para sabotear la precaria democracia de nuestro país y quebrar la voluntad de la mayoría de limeños y limeñas que demandan cambios y cuya voluntad se expresó con la elección de la alcaldesa, Susana Villarán.

Por este motivo, el 17 de mayo, la CGTP y diversas organizaciones sociales se movilizarán para exigir la “revocatoria de los revocadores”, quienes no han logrado reunir las 400 mil firmas para concretar su cometido, lo que deja entrever su escasa convocatoria y el rechazo de la población a un despropósito que busca afectar la calidad de vida en la capital en beneficio de los sectores que lucran con el caos, la tugurización y el desorden urbano y que se han beneficiado en los últimos años con administraciones ediles corruptas, siempre dispuestas a los negociados y al aprovechamiento político.

Esta marcha también será para alertar a la población sobre la urgencia de defender activamente los cambios por el cual votaron la mayoría de peruanos y peruanas, debido a que los sectores perdedores de las elecciones no cesarán en sus propósitos de imponer su agenda, lo que ha motivado a la convocatoria a la Jornada Nacional que se desarrollará en julio.

Rendimos un homenaje a todas las mamás del Perú al conmemorarse este domingo el Día de la Madre.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista