17,000 vehículos sobran

El último informe del Centro de Investigación del Tránsito y Transporte (Cidatt) revela lo que sucedió en el parque vehicular del transporte público urbano de Lima, entre los años 2004 y 2010.

Por Diario La Primera | 06 jul 2011 |    

34,225 unidades inscritas según cifras del Municipio de Lima, dedicadas al negocio de movilizar ciudadanos por todos los rincones de Lima. 81.4% del total, tiene más de 15 años de antigüedad, esto quiere decir que son 27,859 unidades en estado de obsolescencia y por cierto altamente contaminantes, como potencialmente peligrosas por su mal estado mecánico. En este período solo se renovaron 2,535 unidades en total, divididas en 194 camionetas rurales o mejor conocidas como COMBIS, 1,332 microbuses y 1,009 ómnibus. El registro indica que 25.060 pertenecen a Lima; 8.524 al Callao y 641 a Lima y Callao. Según consenso de técnicos en la materia, en Lima y Callao, no se necesitan más de 16,500 unidades para satisfacer las necesidades de transporte de sus ciudadanos. Al margen de la suspensión del incremento de flota hasta el 31 de diciembre del año 2012, lo que se debe hacer es retirar de circulación la flota excedente en cuatro etapas, las mismas que aplican en la convocatoria para el concurso del otorgamiento de rutas. Solo debería proceder la incorporación de 1 unidad totalmente nueva, con el retiro de circulación al DESHUESE, pero de 2 en estado de obsolescencia, esto solo en lo referente exclusivamente al aspecto automotor. Pero lo más importante, lo medular, lo único que garantizará resolver auténticamente el problema central del transporte urbano, es conocer cómo se llevará a cabo su reingeniería empresarial, orientada necesaria y fundamentalmente a satisfacer las necesidades del usuario, con absoluta seguridad y respeto en su traslado y calidad en el servicio. Esto va de la manito con un NUEVO TRATO, más humano y digno, con los choferes que tendrán la gran responsabilidad de aplicar el nuevo enfoque, ya que ellos serán los actores directos en la vía pública y que tendrán que ponerlo en práctica. Debidamente organizados, con la mitad de unidades, pero ojo, con DOS EQUIPOS DE CHOFERES POR UNIDAD, así se estaría solucionando en gran parte el tema laboral, visto también desde la óptica de la salud ocupacional, tema absolutamente desconocido por los gamonales de este negocio. Hasta mañana.

    Federico Battifora