12 de octubre: marcha ciudadana por la defensa de los cambios

Mientras el Presidente Ollanta Humala anunciaba al mundo el compromiso de su gobierno con la inclusión social, los grupos de poder económico a través de sus operadores políticos y mediáticos nacionales e internacionales buscaban desprestigiar la presencia del mandatario y su mensaje en la ONU con informaciones tendenciosas, ajenas a la agenda planteada por el actual gobierno.

| 23 setiembre 2011 12:09 AM | Columnistas y Colaboradores | 1.4k Lecturas
1498

Esta ofensiva de los poderes fácticos demuestra que la campaña de demolición contra el nuevo régimen está tomando fuerza y busca calar en la población con el fin de deslegitimarlo y quitarle el respaldo ciudadano que según las encuestas bordea el 70%. Para ello utilizan sicosociales (bombas bambas) y la desinformación para ocultarle al país temas fundamentales para el desarrollo nacional y que forman parte de los anuncios del gobierno, como es la lucha frontal contra la corrupción, el gravamen minero, el fortalecimiento de las empresas estratégicas, la recuperación del Lote 88 del Gas de Camisea y la reconstrucción de las ciudades del sur afectadas por el terremoto, etc. Estas medidas tendrán un impacto favorable en la calidad de vida de las familias.

A esto debemos agregar el cumplimiento de los ofrecimientos electorales ejecutados como el incremento de la Remuneración Mínima Vital, la promulgación de la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo y de la Consulta Previa, además de la instalación de mesas de diálogo entre los trabajadores, etc.

Los grupos de poder económico tienen el objetivo de impedir que la mayoría de peruanos y peruanas se beneficien del crecimiento económico porque allí radica el incremento de sus ganancias. Es decir mientras más precaria es la vida de las familias peruanas, más dinero obtienen estos sectores cuyos intereses son ajenos a los nacionales. Si logran sus objetivos se incrementará la precarización de los servicios públicos (como salud, educación, seguridad ciudadana, etc) y de las condiciones de trabajo (sin derechos y bajas remuneraciones), además del aumento del costo de vida, flagelos que se han profundizado con la dictadura fujimontesinista y sostenidos por los gobierno sucesivos.

Las organizaciones sociales y la ciudadanía en general tenemos la responsabilidad de dar una respuesta política y expresar nuestro respaldo a los cambios que nuestro Perú necesita y que el actual gobierno viene ejecutando. Por este motivo, el 12 de octubre, la CGTP, CUT, Frentes Regionales, la Coordinadora Político Social, Colectivos de Jóvenes y Mujeres y diversos movimientos sociales saldrán a las calles en Lima y las principales ciudades del país para manifestar su apoyo a las medidas destinadas a mejorar las condiciones de vida de la población. En la capital la marcha se iniciará a las 3 de la tarde en la Plaza 2 de Mayo.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Mario Huamán Rivera

Opinión

Columnista

0.634756803513