12 de julio: Jornada Nacional de Lucha (II)

La continuidad del modelo económico neoliberal sigue generando desigualdad, precarización de la vida de las familias trabajadoras y profundización de la corrupción y la violencia, además de encarecer el costo de vida. Por este motivo, la población en su mayoría rechazó las propuestas presidenciales que la enarbolaban y votó por el cambio ofrecido por el hoy Presidente de la República, Ollanta Humala.

Por Diario La Primera | 29 jun 2012 |    
Sin embargo, el giro político dado por el mandatario en contrasentido a sus promesas electorales no ha impedido la caída del crecimiento económico en abril, lo que demuestra la vulnerabilidad de nuestra economía primario exportadora frente a la crisis económica internacional. Esto impactará de manera negativa principalmente a los sectores de manufactura, textiles y servicios ocasionando despidos y violación de derechos laborales, que es la manera con que los empresarios compensan la pérdida de ganancias.

El Presidente ha iniciado el desarrollo de un plan anti crisis eliminando impuestos a los empresarios y brindándoles otros beneficios, mientras la mayoría de peruanos y peruanas siguen trabajando en la informalidad, se mantienen los regímenes laborales especiales y las diversas modalidades que eliminan derechos. Cabe mencionar, que estas medidas similares a las aplicadas durante el nefasto régimen aprista les costó a las familias la pérdida de 300 mil puestos de trabajo y una caída del PBI del 9 a 0,6%.

Asimismo, se ha incrementado la corrupción en las diversas esferas del Estado, la inseguridad ciudadana y los conflictos sociales. Frente a ello, las diversas regiones y sus organizaciones no cesan en sus exigencias para que el Presidente cumpla con sus ofrecimientos electorales.

Por estos motivos, la CGTP atendiendo las demandas de sus bases y en coordinación con diversas organizaciones sociales ha convocado a una Jornada Nacional de Lucha para el 12 de julio, que se expresará con plantones, movilizaciones, pronunciamientos y otras modalidades de protesta en diversas partes del país. En Lima, se desarrollará una marcha que se concentrará a las 2 de la tarde en la Plaza 2 de Mayo y luego de recorrer las principales calles de la ciudad concluirá en la Plaza San Martín.

Las principales exigencias son el cese del gabinete ministerial, una lucha efectiva contra la corrupción y la inseguridad ciudadana, la dación de medidas que solucionen el alza del precio de los alimentos, solución a las demandas laborales y sociales, y defensa de los recursos naturales y de las empresas estratégicas.

    Mario Huamán Rivera

    Mario Huamán Rivera

    Opinión

    Columnista