-Baidu, RenRen, Weibo…

Son palabras chinas, Baidu, RenRen, Ceibo cuyo significado no conocemos los que no estamos inmersos en los recovecos del mundo de la comunicación por Internet. Pero hay que mirarlos con atención porque son las poderosas plataformas chinas que amenazan con empequeñecer a sus homólogas occidentales Google, Facebook, Twitter, de este nuestro lado del mundo.

| 10 diciembre 2011 12:12 AM | Columnistas y Colaboradores | 965 Lecturas
965

Las cifras chinas son apabullantes, como sabemos. Ya arañan los 1,400 millones de habitantes de los cuales 485 millones son internautas en toda la regla, es decir, registrados y con porcentajes de crecimiento que hacen palidecer a los orgullos virtuales norteamericanos. Por ejemplo, la versión china de Twitter (“microblog”) ha aumentado en seis meses de 63 millones a 195 millones... y quizá cuando estamos escribiendo esta nota ya sobrepasen los 200 millones.

La conocida periodista limeña Patricia Castro Obando, que reside en Beijing, sigue de cerca el fenómeno y acaba de obtener su maestría en comunicación con un revelador estudio sobre el mundo de Internet en China. Por ejemplo nos ilustra sobre cómo los chinos asumieron por poco tiempo las famosas plataformas Facebook y Twitter para luego “clonarlas” y avanzar en la copia hasta elaborar plataformas nuevas y mejores que ya no se parecen en nada a los viejos modelos.

Es el caso de Fanfou, Jiwsai, Digu para Twitter y Xianoei para Facebook. Las versiones occidentales colisionaron con las políticas de control del gobierno y salieron del mundo virtual chino pero fueron rápidamente reemplazadas por las versiones locales que tienen además el apoyo de las autoridades.

Y lo mismo pasó con el todopoderoso buscador Google que ha sido reemplazado con ventaja por el Baidu que ya exhibe cifras enormes de datos y de consultas.

En suma, todas las plataformas importantes que conocemos tienen un similar chino con la ventaja de haber sido desarrollado con las virtudes originales pero añadiendo funciones y sobre todo, enfatiza Patricia Castro, atendiendo al gusto chino que en este caso se define por la creatividad, el esfuerzo por abarcar, aglutinar y por el acento económico ineludible.

Los desarrolladores chinos se preparan ya para traspasar sus fronteras y penetrar en los terrenos de Google, Facebook y Twitter, con lo cual seríamos espectadores de otra batalla de resultado imprevisible pues pudiera resultar que las plataformas de Beijing más completas y funcionales seduzcan a los internautas occidentales.

China, como bien dice el colega Antonio Fernández Arce, nunca dejará de asombrarnos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

Juan Gargurevich

Opinión

Columnista

Deje un comentario

Espere...