Washington nos quiere esclavos

Hace exactamente 95 años, el 3 de mayo de 1913, el escritor argentino Manuel Ugarte pronunció en el Teatro Municipal de Lima una conferencia en la que llamó a la unión de América Latina para enfrentar el plan anexionista del imperialismo.

| 03 mayo 2008 12:05 AM | Columna del Director | 462 Lecturas
462

Para sustentar su denuncia, ­Ugarte citó estas frases de un artículo del presidente estadounidense William Taft (1909-1913):

“No está lejano el día en que tres banderas de estrellas y barras señalen en tres sitios equidistantes la extensión de nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. Todo el hemisferio será nuestro, de hecho, como en virtud de nuestra superioridad de raza ya es nuestro moralmente.”

El escrito había sido traducido y publicado en el diario panameño Estrella de Panamá.

La conferencia de Ugarte se titula “Norte contra Sur”. El pensador argentino la incluyó luego en su libro Mi campaña hispanoamericana (Editorial Cervantes, Barcelona, 1922).

¿Es la de Taft idea anacrónica de un lunático? Nada de eso. La anexión de América Latina, empezando por Cuba y Puerto Rico, es una ambición incluso de fundadores de la Unión. En su disertación de 1913, Ugarte recordó esta frase de un senador Preston pronunciada en 1838: “La bandera estrellada flameará sobre la América Latina hasta la Tierra del Fuego, único límite que reconoce la ambición de nuestra raza.”

Ugarte recorrió, a su propio costo, el continente, llamando, antes que muchos antiimperialistas de ocasión, a la unidad antiimperialista.

Fue Ugarte un personaje acaudalado que, a inicios del siglo XX, militó en la intelectualidad que tuvo a París como su meca cultural. En la Ciudad Luz cultivó la amistad del excelso poeta nicaragüense Rubén Darío. Su antiimperialismo se nutrió sin duda de la “Oda a Roosevelt”, en la que Darío rechazó el avasallamiento de América Latina.

Dijo el poeta: “Eres los Estados Unidos, / eres el futuro invasor / de la América ingenua que tiene sangre indígena, / que aún reza a Jesucristo y aún habla en español.”

Eran los años en que el imperialismo yanqui estrenaba sus garras. En 1895 había invadido Nicaragua, donde se quedó hasta 1925. Luego retornó, pero fue desalojado por Sandino. Se apoderó de Cuba en 1898 y después estableció allí una República mediatizada. En 1898 invadió Puerto Rico. Sigue allÑ

El alerta de Ugarte conserva actualidad. Fidel Castro aporta en su libro Reflexiones estas palabras de George W. Bush en la Convención del Partido Republicano que lanzó su primera candidatura a la presidencia:

“El próximo siglo (el siglo ­XXI) estadounidense debe incluir a toda América Latina.”

Ahora, en el 2008, el proyecto imperial persiste, por otros medios. Cuenta con agentes sumisos como Alan García, Álvaro ­Uribe y Felipe Calderón. Pero la resistencia arrecia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com