Vallejo con Bolivia

Camila Vallejo, la joven que en 2010, a los 22 años de edad, fue elegida presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile, volvió ayer a la primera plana de la noticia, al declarar que está de acuerdo con que Chile reconozca a Bolivia una salida soberana al mar.

Por Diario La Primera | 26 mar 2013 |    
La joven política que condujo la masiva lucha estudiantil chilena en pro de una educación que no sea negocio y sea gratuita, es actualmente candidata a diputada por el Partido Comunista de Chile.

El punto de vista de Camila Vallejo fue reproducido por el diario La Razón de La Paz, Bolivia, y ha roto el coro antiboliviano que predomina en la política y los medios de Chile.

Esa actitud continúa, sin embargo, una tradición de la juventud chilena. En abril de 1926, Jorge Basadre, entonces de 22 años de edad, fustigó, en carta abierta, a Luis V. Cruz, diputado comunista chileno que había llegado a Tacna en misión de propaganda a favor de la ocupación y las maniobras expansionistas de la oligarquía de Chile.

En la misiva, exalta Basadre el ejemplo de Daniel Schweitzer, presidente de la Federación de Estudiantes de Chile, “que en 1921”, escribe Basadre, “nos dirigió una carta que guardamos en nuestro recuerdo y en nuestro corazón, abjurando del pasado en lo que tuvo de malo y de injusto.”

Decía la carta del joven tacneño:

“Un ignorado estudiante peruano se dirige a Ud. sin más títulos que sus veinte años y que su inquietud social. Porque se agigantó en su alma adolescente el culto de los valores morales cuando supo que desde hace muchos años Juan Enrique Lagarrigue está proclamando en Santiago que Tacna y Arica deben ser entregadas al Perú, que Carlos Vicuña Fuentes perdió su cátedra porque dijo la misma verdad, que Domingo Gómez Rojas murió en 1920, en una cárcel de Santiago, después de escribir sobre la justicia unos versos que muchos jóvenes de América sabemos de memoria, mientras sus compañeros eran calumniados, perseguidos, befados al no sumarse a una movilización criminal contra el Perú.” (El texto está en el libro Apertura de Basadre, publicado en Lima en 1978, por ediciones Taller).

Cabe recordar que Pablo Neruda, muchacho provinciano, paupérrimo y genial, se unió al llegar a Santiago a la Federación de Estudiantes, la cual sufrió una agresión de estudiantes pitucos, lo que condujo a la prisión… de los agredidos. Gómez Rojas entre ellos.

Neruda recuerda en Confieso que he vivido que Gómez Rojas, “joven esperanza de la poesía chilena, enloqueció torturado en un calabozo”. En ese mismo libro de memorias, el gran poeta de Alturas de Macchu Picchu precisa que los dirigentes estudiantiles chilenos, entre ellos Schweitzer, estaban vinculados al “poderoso movimiento anarquista de la época”.

Camila Vallejo continúa una tradición solidaria que guardamos, que debemos guardar, en nuestro corazón.

    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com