Uruguay: las claves del voto

El domingo último, Uruguay reafirmó su vocación democrática al dar mayoría a José Mujica, candidato presidencial del Frente Amplio, y otorgar a éste ventaja en las Cámaras de Diputados y de Senadores.

| 27 octubre 2009 12:10 AM | Columna del Director | 366 Lecturas
366

Mujica deberá afrontar todavía una segunda vuelta, ya que obtuvo el 49.18% de los votos válidos, pero no superó el 50% necesario para ganar en primera vuelta.

Mujica tiene un pasado guerrillero, como fundador y dirigente de los Tupamaros, organización armada que se levantó contra una dictadura sanguinaria, la cual asesinó, torturó y lanzó al exilio a cientos de miles de uruguayos. Fue ésta una diáspora cruel que Gabriel García Márquez mencionó en su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura (1982).

Expresó Gabo en esa ocasión: “El Uruguay, una nación minúscula de dos millones y medio de habitantes que se consideraba el país más civilizado del continente, ha perdido en el destierro a uno de cada cinco habitantes”.

El voto de Mujica reafirma la aprobación al gobierno de Tabaré Vásquez, el médico socialista que, como candidato del Frente Amplio, rompió con el oligopolio de los Partidos Colorado y Nacional.

Bajo la dirección de Vásquez, el Frente Amplio ha cumplido un periodo marcado por la sensatez, incluso en el plano de la política internacional. El Frente ha sabido respetar sus principios y sus promesas de justicia social. Lo precisó Mujica en el mitin de la victoria:

“Hay que dar continuidad a lo mucho que sembró este gobierno, que se acordó de los olvidados, de los pospuestos y que supo hacer andar la economía, pero para redistribuir”.

Redistribuir: esa es una de las claves de la política del Frente Amplio y empieza a ser el signo del progreso social en nuestra América.

Mujica es un político no tradicional. Nació el 20 de mayo de 1935 en un hogar de clase media agraria. Desde muy joven militó en los sectores antidictatoriales. Perseguido por los militares, fue apresado cuatro veces y dos veces fugó de la prisión. En total, pasó 15 años en prisión.

Con el retorno de la democracia, se disolvió el Movimiento Tupamaro y fue creado el Movimiento de Participación Popular (MPP). Como líder de éste, Mujica ingresó en el Frente Amplio.

En adelante impulsó la línea de izquierda democrática del Frente. Grande es su admiración por el presidente Lula.

Cuando Tabaré Vásquez lo nombró, en 2006, ministro de Ganadería, Mujica actuó para que los beneficios de la exportación de carne (el 80% de las exportaciones uruguayas) no fueran acaparados por los grandes estancieros, sino redistribuidos a los pequeños y medianos ganaderos.

Es orador de garra combativa. Lo demostró el domingo al decir: “Somos hombres de lucha, porque nunca nadie nos ha regalado nada” y anunciar “treinta días de entrega” para ganar en la segunda vuelta.

Errata. En mi columna de ayer se deslizó un error. La señora Roxana Haas fue nombrada cónsul en San Francisco bajo el gobierno de Alejandro Toledo, no de Fujimori.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com