Un ministro para Yanacocha

Luis Valdivieso, el flamante ministro de Economía, es un hombre con una misión. Una misión del Fondo Monetario Internacional.

Por Diario La Primera | 15 jul 2008 |    

Valdivieso asume el cargo no sólo para continuar la política de Luis Carranza, sino también para implantar una línea más agresiva contra el pueblo y la economía del Perú, en el marco de la crisis que sacude la economía mundial.

Valdivieso ha trabajado durante 30 años en el FMI y conoce de cerca lo que ocurre hoy en Estados Unidos y Europa, y las medidas que conviene adoptar –en beneficio del imperio–.

Uno de los problemas que enfrentan países como el Perú es que tiene gran parte de sus reservas en dólares, es decir, en una moneda que se desvaloriza continuamente.

¿Por qué el país en vez de exportar oro, no lo mantiene en sus arcas, pagando en soles a los grandes mineros? ¿Por qué no almacena euros en lugar de dólares?

Esa sería una gran defensa frente al crash financiero y económico de Estados Unidos.

Peter Koenig, economista suizo que trabajó 25 años en el Banco Mundial como especialista en reservas de agua, nos ofrece en su libro Implosion datos que hoy cobran sumo interés.

El texto, escrito en el 2007 y publicado este año en Estados Unidos por iUniverse, recuerda que Estados Unidos tiene una deuda pública de 10 billones de dólares. Su déficit comercial crece a diario y en el 2007 llegaba a seis o siete billones de dólares. La deuda total –pública y privada combinadas– ascendía a 48 billones de dólares.

Para pagar esta deuda, precisa Koenig, Estados Unidos –cuyo Producto Bruto Interno anual asciende a $13, 5 billones– tendría que trabajar durante tres años y medio, sin gastar un céntimo.

Salta la liebre en el capítulo que Koenig dedica a las relaciones entre el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el Director Ejecutivo del FMI. Aquel propone una reunión secreta para hablar de los problemas de Estados Unidos. Y allí sugiere el restablecimiento del estándar oro, el clásico gold exchange standard.

Estados Unidos está aterrorizado por la perspectiva de que el dólar se venga abajo. Koenig precisa que la invasión a Irak se debió a que Saddam Hussein amenazó con vender petróleo en euros. Por otra parte, las amenazas bélicas contra Irán surgieron cuando este país se propuso crear la Iranian Oil Bourse, la Bolsa Petrolera Irania, que permitiría a todos comprar o vender petróleo en euros.

Por eso, el Secretario del Tesoro norteamericano dice que sus armas defensivas están en el oro de Indonesia y del Perú. “Básicamente poseemos las minas Grasberg en Indonesia Oriental y controlamos también Yanacocha… que se estima posee los mayores depósitos de oro en Sudamérica”.

Si continuamos vendiendo todo nuestro oro y guardando dólares, el ministro Valdivieso le habrá metido un autogol al Perú.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com