Un héroe de la salud

En el auditorio del Hospital “Luis Negreiros Vega” (avenida Tomás Valle, cuadra 34, Callao) se rinde esta mañana, a las 10:30 a.m., homenaje a Hugo Pesce, al cumplirse diez años de que la Organización Panamericana de la Salud lo proclamara Héroe de la Salud Pública. El siguiente es fragmento de un texto inédito que escribí hace cinco años.

| 02 diciembre 2011 12:12 AM | Columna del Director | 1.8k Lecturas
1872

La educación en general y la universidad en particular sufren en este momento una crisis profunda, epocal. El gobierno del Apra las amenaza con planes de contrarreforma y autoritarismo. Sobre la universidad peruana pende la espada de Damocles de una ley universitaria autoritaria y antipopular que obedece a los planes del Banco Mundial, órgano del imperialismo norteamericano, que tiene a su servicio un presidente y un ministro tan incompetentes como reaccionarios.

En esta fase dramática cobran actualidad unas reflexiones de Hugo Pesce, el humanista más grande del Perú en el siglo XX.

Las reflexiones del gran médico y científico respecto a la universidad fueron formuladas a fines de los años 50, cuando gobernaba el Perú la alianza apropradista, producto del maridaje de la oligarquía bancaria y la dirección claudicante del Apra. Las declaraciones de Pesce están contenidas en el libro Reportajes con radar, del gran escritor y periodista puneño Ernesto More, quien recopiló en ese volumen sus entrevistas a personajes notables del país. Las ideas de Pesce fueron apuntadas por More en una época en que no existía la grabadora, durante unas caminatas con Pesce, gran cultor del peripato aristotélico; es decir, del paseo pedagógico.

Pesce nació en Tarma, Perú, en 1900. Su padre fue un gran médico y científico italiano, que lo llevó a los cinco años de edad a Italia, donde el futuro sabio estudió hasta alcanzar en la Universidad de Génova, en 1923, el título de médico con una tesis sobre el cáncer mamario. Poco después retornó al Perú y estableció amistad con José Carlos Mariátegui.

El doctor Aizic Cotlear escribió para la celebración del cuadragésimo aniversario del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Mayor de San Marcos una semblanza de Hugo Pesce en que se lee:

“Su cultura clásica le permitía mencionar fragmentos de pensadores griegos y latinos. Su libro de cabecera era de Heráclito –en griego–, a quien mencionaba una y otra vez”.

En ese mismo trabajo, Cotlear recuerda que cuando Pesce viajó en 1960 con una Delegación Cultural Peruana a la República Popular China, el ministro de Cultura de ese país le pidió un informe sobre la cultura peruana. “Obra en mi poder”, precisa Cotlear, “el documento original en siete páginas –en papel de arroz dorado– donde su letra menuda describe y clasifica –de memoria– toda la historia cultural del Perú antiguo”.




¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com