Trampas de una encuesta

El Comercio saludó alborozado los resultados de una encuesta en Lima Metropolitana que encargó a Ipsos Apoyo Opinión y Mercado. “El 65% de limeños está a favor de revocar a Villarán” fue ayer su titular de primera.

| 19 noviembre 2012 12:11 AM | Columna del Director | 892 Lecturas
892

La primera razón para la revocatoria (42 por ciento) sería porque la alcaldesa no ha solucionado el problema de la delincuencia. Eso indica que la encuestadora planteó ese tema, como si no supiera que el problema es antiguo, y que, en todo caso, afrontarlo corresponde al Ministerio del Interior y la Policía, más que a la Municipalidad.

¿Por qué tenía la encuestadora que proponer esa “obligación” como tarea municipal?

Sabido es que una forma de desfigurar la opinión pública es formular preguntas sesgadas, que en su formulación contienen ya la respuesta.

El segundo lugar del resultado (39 por ciento) lo ocupa esta razón: “porque no administra bien la ciudad”. Igual porcentaje ocupa la respuesta: “porque no estoy de acuerdo con sus ideas”. O sea que la encuestadora no inquirió aquí sobre la gestión, sino sobre las ideas de la alcaldesa.

Curiosamente, según Ipsos Apoyo, el mayor rechazo a la gestión de la señora Villarán se da en los sectores pobres (73 por ciento en el sector socioeconómico E).

Sin embargo, cuando consulta sobre el principal motivo de los que promueven la revocación, las respuestas son: intereses económicos particulares (33 por ciento), ambiciones electorales (32 por ciento), el interés de la ciudad (30 por ciento).

¿Cómo se explica que el sector popular apruebe la revocación, si en su gran mayoría va en ésta una maniobra de intereses económicos particulares y ambiciones electorales?

En este punto, la respuesta metropolitana acierta. Una persona ilustre y bien enterada me dijo hace diez días: “Si usted supiera quiénes, aparte de Luis Castañeda, financiaron el pedido de revocatoria, se asombraría”.

Desfiguradora es una pregunta sobre la violencia en la operación policial en La Parada, el jueves 25 de octubre. Resulta que se colocó entre los culpables de esa violencia a la alcaldesa Villarán. Sin duda por eso ella aparece, para el 61 por ciento, como responsable de esa violencia.

Ese resultado choca violentamente con la respuesta a esta pregunta: “¿Cree que en la protesta contra el traslado del comercio mayorista en La Parada hubo comerciantes que pagaron delincuentes para atacar a la policía o el ataque a los policías fue espontáneo?”.

Tres cuartas partes de los consultados, 76 por ciento, opina que se pagó a los delincuentes.

Los datos negativos de la encuesta se ven desmentidos por tres respuestas: la alcaldesa no debe ser revocada “porque sería un gasto inútil” (51%), “porque Lima se paralizaría” (42%), “porque está realizando obras” (30%).


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com