Solidaridad con Wiener

El viernes hubo en la Derrama Magisterial un desfile artístico de la más alta calidad. Fue en un acto de reconocimiento a Raúl Wiener, jefe de la Unidad de Investigación de nuestro diario. En esta cita de alto relieve cultural, organizada por Margot Palomino con mi apoyo, dije estas palabras, breves para no robar espacio a los numerosos artistas:

| 03 febrero 2013 12:02 AM | Columna del Director | 807 Lecturas
807

“Esta es, en primer lugar, una ceremonia de reconocimiento al trabajo periodístico de Raúl Wiener, trabajo de investigación que tiene siempre por mira los intereses del Perú y del pueblo, en un país donde patria y pueblo devienen sinónimos, se unimisman en la condición de explotados, víctimas y traicionados.

“Es este asimismo un acto de respeto a un intelectual marxista que, más allá de filiaciones y coyunturas, se ha mostrado intransigente frente a la corrupción política, el saqueo del fisco y la venta malbaratada e irresponsable de bienes nacionales practicada por los Fujimori y los García, y que se ha erguido contra la política represiva y antisocial de los desgobiernos neoliberales.

“Wiener milita en la izquierda desde su temprana juventud, desde hace 45 años, ha escrito 23 libros y padecido decenas de juicios penales, muchos de los cuales comparto.

“Entre sus libros destacan Guerra e ideología (en polémica con Sendero Luminoso); La venta sucia (sobre la privatización de Petroperú); LAP. Un fraude en tres letras y Fe de ratas (historias de corrupción, que lleva dos ediciones).

“En un país en el cual, en la vida pública y privada, predominan la farsa y el engaño –sustento de lo que Jorge Basadre llamó “el Estado empírico y el abismo social”–, la lealtad a los principios y la firmeza de las convicciones resultan flor rara en un desierto moral. Por eso se han repletado esta noche los espacios de la Derrama Magisterial.

“Un elogio basta para la semblanza de Raúl Wiener: no pertenece a la legión de los sobones, los arribistas y los vendidos que tanto abundan en el periodismo de hoy”.

Se necesitaría espacio y elocuencia para celebrar como es debido a los artistas que generosamente actuaron: Renzo Gil y Manuel Silva, guitarristas excelsos de lo limeño y lo andino; Daniel Escobar, cantautor que remoza el canto de Lima; Octavio Santa Cruz, magistral investigador de lo afroperuano; Julio Humala y Rolando Carrasco, maestros de la guitarra; Leo Casas, el artista quechua que conoce el Perú cerro por cerro; la jovial Angélica Harada “La Princesita de Yungay”, chispeante de limpia picardía; Jesús Palomino, voz profunda del sur; los Hermanos Collazos, ancashinos de oro, y Margot Palomino, voz de acero y cristal, y alma solidaria. Cerró el acto, con broche sonoro, el Conjunto Zampoñas de San Marcos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

0.980812072754