Sigue siendo el rey

Ahora se sabe que el lodazal de corrupción por el cual Alberto Químper está preso y Rómulo León, prófugo, abarca a las más altas esferas del poder. Jorge del Castillo y su extravagante ambición presidencial están hundidos en él.

Por Diario La Primera | 09 oct 2008 |    

Rómulo León Alegría era sólo intermediario, un lobbista, que estaba trabajando también, según su confesión, en otros negociados que favorecían los planes y los fondos de Del Castillo. Rómulo León lo expresa con tajante claridad en el audio publicado ayer:

“Y le dije: ‘Jorge (del Castillo), quiero que sepas, por lo demás, si los hospitales pueden ayudar para la campaña, este tema no apoya la campaña, ¡resuelve la campaña’!”.

O sea que el negocio menor, mejor dicho, la estafa de menor cuantía era la construcción de hospitales, sobre los cuales ha venido discurseando el primer mandatario, y en los cuales también está involucrado el dominicano Fortunato Canaán Fernández.

El negocio grande eran las concesiones petroleras que, previsiblemente, podían producir millones de dólares de ganancias y robos. En esta operación mayor ha actuado Canaán Fernández como representante de la fantasmal empresa petrolera noruega Discover Petroleum.

Se sabe ahora que Canaán se reunió con García en Palacio el 26 de abril último. Sería bueno que el jefe de Estado precisara sobre qué habló con el empresario dominicano. ¿Sobre construcción de hospitales? ¿Sobre la concesión petrolera?

No se puede esperar confesión plena del inquilino de la Casa de Gobierno. Ese personaje que prometió una revolución moral es el maestro de Jorge del Castillo en materia de cinismo. No se trata sólo de afinidades electivas. Conocida es la desmedida ambición fenicia de García, un hombre que en materia de negocios sigue siendo el rey.

Hay una red de valedores y bribones en el poder. Recuérdese que Fonafe, suerte de holding que maneja casi todas las empresas del Estado y tiene acciones en algunas empresas mixtas, es presidido por Martín Sifuentes, joven disponible para Alan García.

Mercedes Aráoz, la ministra más cercana a García, es directora de Proinversión. En realidad, habría que investigar a todos los lobbies que, enriqueciéndose, hacen más pobres a los pobres y al país. El gran precursor es el ex peruano Pedro Pablo Kuczynski, a quien ya barajan (¡!) para reemplazar a Del Castillo. Hay mucho estiércol por rastrillar en este escándalo. Me hace recordar esta reflexión del argentino Horacio Verbitsky en su libro Un mundo sin periodistas:

“El rol de la prensa es relativamente simple y lo cumple relativamente bien. Pero su enfoque sobre la corrupción tiende a trivializar lo que describe. En todo el continente se ha especializado en el seguimiento de los políticos corruptos, pero se interesa menos por el poder económico que los corrompe y por la corrupción estructural del modelo”.

Del modelo neoliberal, se entiende.


    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com