Senderos de mentiras

Hay en el Perú una campaña de la reacción y el oficialismo para hacernos creer que Sendero Luminoso es de nuevo una gran amenaza. El propósito probable es volver a la represión indiscriminada, a fin de ahogar protestas y reclamos legítimos. La última encuesta nacional urbana de Ipsos Apoyo Opinión y Mercado, realizada, por encargo de El Comercio, del 12 al 14 de setiembre, demuestra, sin embargo, que el 89 por ciento de los consultados se opone a que el senderismo tenga el derecho de participar en elecciones.

Por Diario La Primera | 17 setiembre 2012 |  2.3k 
2312  

A pesar de eso, el principal titular de primera página de El Comercio de ayer domingo dice: “Sólo el 2% cree hoy que Sendero está derrotado”.

He ahí una joya de la manipulación. Porque ese porcentaje de dos por ciento es el que responde a esta pregunta: “¿Qué opina de la situación actual de Sendero Luminoso: Está completamente derrotado / prácticamente ha desaparecido?”.

En cambio, 71 por ciento responde: “Todavía existen algunos grupos activos en algunos lugares alejados”. Un 24 por ciento considera que Sendero se está reactivando.

Cualquiera de estas dos respuestas refleja la realidad con mayor exactitud que el distorsionado titular de portada de El Comercio.

Pero donde menos se piensa salta la liebre. En una entrevista a Antonio Zapata publicada en nuestro diario el lunes 10, el redactor pregunta: “¿Cómo se explica que Sendero haya captado nuevamente a un buen sector de la juventud pese a habérsele derrotado política y militarmente?”.

La pregunta encierra una afirmación: la captación de “un buen sector de la juventud”. ¿De dónde sale ese dato? Hay doce millones de jóvenes en el Perú. ¿Cuántos constituyen ese “buen sector? ¿Dos millones, un millón, medio millón?

Llama la atención que el historiador no haya empezado por desbaratar esa afirmación deleznable.

Por supuesto que es una afirmación sin base. Hace dos años, Sendero intentó en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos una marcha estudiantil. La integraron 30 ó, a lo más, 40 sanmarquinos, de un total de 28,000 alumnos.

El año pasado vimos un mitin de jóvenes senderistas que reclamaban la inscripción electoral de Sendero. No llegaban a cien. ¿Es ese un buen sector de la juventud?

Hace poco hubo en San Marcos una movilización estudiantil contra un reglamento disciplinario draconiano. La casi totalidad eran jóvenes independientes, pero unos cuantos se dedicaron a romper vidrios. Eran estos una minoría minúscula. Los medios hablaron de terroristas.

Algo más: Alfredo Torres, director de Ipsos Apoyo, dice, comentando su encuesta: “solo la mitad de los jóvenes de 18 a 24 años puede señalar el nombre del movimiento terrorista que asoló al país.”

Moraleja: Para mentir y comer pescado hay que tener cifras, pruebas, documentos.

Referencia
Propia

    César Lévano

    César Lévano

    Razón Social

    cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

    Loading...

    Deje un comentario