Se sienten pasos

El miércoles 19 de agosto puede ser marcado con una piedra negra por los pícaros que esconden robos y evasión fiscal en bancos suizos. El remezón sacude ya a varios paraísos de cuentas secretas.

| 25 agosto 2009 12:08 AM | Columna del Director | 342 Lecturas
342

Corriere della Sera, el diario italiano, publicó el jueves 20 la información con titular de portada y dos páginas interiores completas.

Decía la primera: “Se logró el acuerdo entre el gigante bancario (suizo) y el Departamento de Justicia de Estados Unidos. La lista suiza de las cuentas secretas. La Unión de la Banca Suiza envía a Washington los nombres de 4,450 sospechosos de evasión fiscal”.

El acuerdo busca revelar asimismo las cuentas ocultas que existen entre la banca suiza y paraísos fiscales como las islas Caymán, Mónaco, Lichtenstein, Luxemburgo, Bélgica, Austria, Singapur, Panamá, Chile, Uruguay, Islas Bermudas, San Marino, Malasia y Filipinas.

Por otra parte, la Banca Europea de Inversiones ha amenazado con sanciones a los bancos austriacos si de aquí a marzo de 2010 Viena no modifica sus leyes sobre el secreto bancario.

No sería extraño que, de paso, aparezcan algunos milloncejos de políticos latinoamericanos. La sola idea debe de provocar insomnio a varios ladrones; perdón, quise decir gobernantes.

Jean Ziegler, el sociólogo y pensador suizo que en 1990 publicó el resonante libro Suiza lava más blanco, ha declarado a Il Corriere:

“Asistimos a un viraje epocal. La ofensiva contra los paraísos fiscales que ha conducido al acuerdo de ayer cierra la época de la doblez moral, finalmente cae la máscara hipócrita del Alpenidyll (idilio alpino). Existen dos Suizas, de un lado la de las oligarquías bancarias, de la riqueza arrogante, de la xenofobia y de la corrupción. Al otro lado, la Suiza de los ciudadanos que no soportan más el peso de un bienestar fundado en la alianza entre el negocio y el crimen mundial, en el reciclaje del dinero de dictadores, financistas y políticos sin escrúpulos”.

Profesor de las universidades de Ginebra y la Sorbona de París, relator de las Naciones Unidas para la Alimentación, Ziegler expresó hace dos años en una entrevista: “Un niño que muere de hambre muere asesinado”.

En otro diálogo, para el diario bonaerense Página 12, declaró: “para valorar qué suponen los agrocombustibles basta un ejemplo: llenar con 50 litros de bioetanol el tanque de un vehículo de turismo requiere quemar 358 kilos de maíz. Y con 358 kilos de maíz un niño mexicano o de Zambia, por citar países donde el maíz es alimento básico, puede vivir durante un año”.

¿De dónde sale este suizo rebelde?

Él ha contado que en su juventud quiso acompañar a Che Guevara en su lucha en América Latina. El Che le dijo, señalando a Ginebra: “¿Ves esta ciudad? Es aquí donde está el cerebro del monstruo y es aquí donde debes luchar”.

Puntería histórica la del Che.

Loading...



...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com