Postulación sin postulados

Alan García repitió el viernes, fuera de contexto, una frase de Víctor Raúl Haya de la Torre, pronunciada en Trujillo el 8 de diciembre de 1931, cuando la tiranía de Sánchez Cerro empezaba a perseguir y matar apristas.

| 24 febrero 2013 12:02 AM | Columna del Director | 1.4k Lecturas
1402

Esa frase, que muchos años después repetían personas humildes, dice así:

“Quienes han creído que la única misión del aprismo era llegar a Palacio, están equivocados. A Palacio llega cualquiera, porque el camino de Palacio se compra con oro o se conquista con fusiles. Pero la misión del aprismo era llegar a la conciencia del pueblo. Y a la conciencia del pueblo no se llega ni con oro ni con fusiles. A la conciencia del pueblo se llega, como hemos llegado nosotros, con la luz de una doctrina, con el profundo amor a una causa de justicia, con el ejemplo glorioso del sacrificio”.

Ningún concepto de ese párrafo puede ser evocado por el hombre que se ha enriquecido en el poder, malbaratando bienes públicos y acumulando dinero y casas de lujo, sin duda porque “la plata llega sola”. ¿Es esa la luz de una doctrina? ¿Es acaso un ejemplo glorioso de sacrificio?

Lo evidente es que García quiere repetir el plato.

El viernes, en uno de los mítines más raleados del aprismo, aseguró: “No nos guía una ambición ni la necesidad de ganar curules, ni siquiera un sitio en Palacio de Gobierno”. Pero los fieles de García gritaban a voz en cuello: “¡Alan, presidente!”.

Nadie va a creer que García era ajeno a esa proclamación. O sea que sí lo guía un afán reeleccionista.Tuvo una frase infeliz García en su discurso: “Tampoco digan que el aprismo se desinflará o morirá. Lo han dicho desde hace 90 años”.

Según eso, hay quienes pronosticaban la muerte del Apra desde antes de que naciera. Hace 90 años, en 1922, Haya de la Torre era un estudiante de la Universidad de San Marcos, la cual ha sido

recesada por los catedráticos en protesta por la intromisión del presidente Augusto Bernardino Leguía en el Poder Judicial.

En aquel tiempo, ni Haya pensaba en crear el aprismo. Nadie podía, pues, vaticinar su muerte. Sólo en mayo de 1923, después de la batalla contra la consagración del Perú al Corazón de Jesús, el textil anarquista Adalberto Fonkén dijo a Víctor Raúl, quién era perseguido por la dictadura: “¿Qué va a quedar si lo eliminan a usted y a los demás dirigentes del movimiento? Hay que crear una organización política”. Después, Haya fue apresado y desterrado.

El Partido Aprista Peruano nació en Lima, en 1931. A partir del retorno de Haya al Perú, el aprismo se lanzó a la contienda electoral. Creció, pero no lo suficiente para vencer.

Ahora, después de dos gobiernos de Alan, fácil es comprobar que el Apra se ha desinflado. En 1962, Haya obtuvo algo menos del 33 por ciento de los votos emitidos.

En 1978, Haya fue el candidato a la Constituyente con más votos. En el 2011, el Apra apenas tuvo un seis por ciento.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com

Deje un comentario

Espere...
0.987408161163