Peligro y posibilidad en el Sur

En la Memoria de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, sección Electricidad, se exaltaba la culminación del proyecto de la línea de transmisión Mantaro- Socabaya, que cubre 20 regiones del país y brinda, decía el texto, “mayor seguridad y confiabilidad”. El 4 de febrero último, hubo en el sur un apagón general que socava la confianza en esa línea.

| 19 febrero 2013 12:02 AM | Columna del Director | 1.1k Lecturas
1160

Hay, sin embargo, un proyecto que sí puede resolver problemas de energía y alimentarios, pero que no se autoriza por razones que escapan a la economía, la tecnología y la moral. Me refiero al Proyecto Pampas Verdes, cuyo alcance se puede medir por estos datos: mientras la Hidroeléctrica del Mantaro rinde, para todo el país, 200 megavatios, Pampas Verdes proyecta cuatro centrales hidroeléctricas con capacidad instalada de 2.524 megavatios.

Algo más: el proyecto susodicho irrigaría 218.000 hectáreas (Chavimochic abarca 70.000 hectáreas). Pampas Verdes incorporaría a la producción agraria y ganadera tierras que hoy son baldías, donde no crece ni el ichu.

Los autores de la iniciativa calculan que durante la ejecución de las obras se crearán 16 mil empleos y, luego, se obtendrán ocho mil empleos directos. Nuevas ciudades surgirán al conjuro de Pampas Verdes.

En junio del año pasado me ocupé en estas páginas de ese proyecto, que no pide nada al Estado, salvo que se le declare de interés nacional. Como periodista independiente, que ama a su país, declaro mi asombro y mi cólera por el hecho de que el expresidente Alan García pusiera interesado escollo a la idea, y de que bajo el régimen del Presidente Ollanta Humala continúe en la mecedora burocrática.

Los presidentes regionales de Arequipa, Ayacucho e Ica han expresado su apoyo al proyecto. El expediente, entretanto, duerme en la Presidencia del Consejo de Ministros, en manos de un doctor Lozano, en cuyo escritorio el legajo debe de haber perdido su lozanía.

Hace dos meses, según ha trascendido, los gestores del proyecto solicitaron del Presidente Humala una audiencia. No la han obtenido aún.

Mediante represas en los ríos Caracha y Urubamba, ubicados entre Huancasancos y Sacsmarca, pueblos de Ayacucho. Dos embalses permitirán que se trasvase un caudal medio anual de 65 metros cúbicos de agua por segundo. Para esto se construirán dos túneles de 31 kilómetros cada uno que llegarán al Pacífico. Esto implica la construcción de cuatro centrales hidroeléctricas, tres en Ayacucho y una en Ica.

Tres regiones serían beneficiadas, Arequipa, Ica y Ayacucho.

Los ingenieros que han ideado el proyecto son especialistas peruanos con experiencia en la materia y vinculados a firmas de amplio recorrido mundial. Los capitales serían aportados por compañías europeas y empresarios peruanos. ◘


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...

César Lévano

Razón Social

cesar.levano@diariolaprimeraperu.com